Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Diálogo difícil entre beligerantes de Yemen, con millones de civiles al borde de la hambruna

Rana Ghanem, miembro de la delegación del gobierno, el 8 de diciembre en Rimbo, en Suecia

(afp_tickers)

Las tensiones continuaban este sábado en Suecia entre los negociadores del gobierno yemení y los de la rebelión, reunidos para intentar retomar el diálogo con vistas a poner fin a un conflicto que ha dejado a millones de civiles al borde de la hambruna, según las agencias humanitarias.

El gobierno, apoyado por la Arabia Saudita sunita, y la rebelión, respaldada por el Irán chiita, están reunidos cerca de Estocolmo para unas consultas auspiciadas por la ONU, las primeras desde hace dos años y medio.

Si bien los responsables de la ONU alabaron "el espíritu positivo" en el que se celebran estas negociaciones, el tono sigue siendo ampliamente hostil entre ambos bandos.

El gobierno acusó el sábado a los rebeldes hutíes de "no ser serios" en la busca de una solución a la guerra devastadora que les enfrenta desde 2014.

"La experiencia define las expectativas y por experiencia diría que no, ellos [los rebeldes] no son serios", declaró a la prensa Rana Ghanem, una de los miembros de la delegación yemení.

"Nosotros somos serios, lo hemos demostrado", replicó un representante hutí. "Es la otra parte la que no es seria", añadió Abdulmalik al Hajji.

En un comunicado, el mediador de la ONU Martin Griffiths subrayó de nuevo la buena voluntad de las dos partes, aunque la situación sigue siendo "muy frágil" en el terreno, y llamó a los beligerantes a la "moderación".

Ghanem confirmó el sábado que las delegaciones aún no se habían reunido directamente, pero que se vieron de manera "informal" en los salones del centro de conferencias donde se celebran las conversaciones.

- Millones de "hambrientos" -

Hasta ahora, todos los intentos por detener la guerra que dura desde hace cuatro años han fracasado. Y la situación humanitaria en Yemen, la peor del mundo según la ONU, se agrava cada día.

En septiembre, las negociaciones de paz se toparon con la negativa de los negociadores hutíes de viajar a Ginebra sin garantías sobre su viaje de vuelta a Saná y sobre la evacuación de rebeldes heridos hacia Omán.

Entre los puntos a estudiar figuran la catastrófica situación económica del país, la aplicación de un acuerdo sobre el intercambio de prisioneros concluido esta semana, la reapertura del aeropuerto de la capital y el control de la ciudad portuaria de Hodeida (oeste) por donde transita la ayuda humanitaria.

El gobierno exige en vano la retirada total de los rebeldes de este puerto del mar Rojo, que es el escenario de intensos combates. Les acusa de utilizarlo para importar armas.

El abandono de Hodeida "no está en el orden del día", dijo el viernes un negociador hutí.

Los rebeldes piden por su parte la reapertura del aeropuerto de la capital Saná al tráfico civil.

Yemen, el país más pobre de la península Arábiga, vive la peor crisis humanitaria del mundo según la ONU, que calcula que 14 millones de civiles están amenazados por la hambruna.

En un informe publicado el sábado, de las agencias de la ONU para la alimentación y la agricultura, el Fondo para la Infancia (Unicef) y el Programa Mundial de Alimentos (PAM), indicaron que hasta 20 millones de yemeníes estaban actualmente en una situación de inseguridad alimentaria.

La apertura de corredores humanitarios también debe estudiarse en esta ronda de conversaciones de Estocolmo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes