Navigation

Di Maio prepara su renuncia a la dirección del M5E en Italia

Luigi di Maio llega a una reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea el 10 de enero de 2020 en Bruselas afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 enero 2020 - 15:10
(AFP)

El líder de la formación antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E), Luigi Di Maio, se prepara a presentar su renuncia este miércoles como líder del partido, lo que constituye un terremoto político para Italia, según anuncia la prensa local.

La decisión de Di Maio, de 33 años, actual ministro de Relaciones Exteriores de Italia, cargo al que no va a renunciar, será oficializada este mismo miércoles ante los representantes de su partido, precisan los medios italianos.

Su salida abriría una nueva fase política para la mayoría gubernamental formada por la alianza entre el M5E y el Partido Democrático (PD, izquierda), debilitada desde su formación hace casi cinco meses, por las diferencias entre las dos formaciones.

"Es el momento de alejarse (...) Estoy cansado, exhausto", confesó Di Maio a sus familiares al hacer alusión a la guerra fratricida dentro de su partido tras las expulsiones y abandonos de numerosos parlamentarios.

Luigi Di Maio, que lidera desde septiembre de 2017 el movimiento fundado por el cómico Beppe Grillo, informó acerca de su decisión este mismo miércoles a los ministros de su formación y la deberá formalizar horas más tarde.

Según los medios de comunicación, va a proponer un liderazgo colegiado del movimiento fundado hace diez años como rechazo a la vieja clase política, desacreditada por los escándalos de corrupción.

El anuncio, a sólo cuatro días antes de una elección regional crucial el domingo en Emilia-Romaña, en el próspero noroeste, amenaza desatar serias reacciones políticas.

"El paso hacia atrás de Di Maio no va tener consecuencias sobre el gobierno de coalición", adelantó Nicola Zingaretti, secretario general del PD, con el objetivo de calmar el clima.

Los antisistema, que en las elecciones de marzo de 2018 arrasaron con un histórico 33% de los votos, hoy en día serían votados sólo por el 15% de los italianos, según los sondeos, un descalabro inédito.

El candidato de los antisistema en Emilia Romaña no alcanzaría ni el 10% de los votos, certificando la profunda crisis interna del movimiento.

No se descarta que una victoria de la ultraderechista Liga en esa región, bastión de la izquierda por más de 60 años, desencadene la caída del gobierno formado por el PD y el M5E y hasta elecciones legislativas anticipadas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.