Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos combatientes hutíes recién reclutados gritan consignas durante una movilización de fuerzas progubernamentales el 3 de enero de 2017 en Saná

(afp_tickers)

Dieciséis miembros de las fuerzas gubernamentales perecieron este martes durante unos enfrentamientos con combatientes de Al Qaida y rebeldes en Yemen, país devastado por casi dos años de guerra, según fuentes militares y oficiales.

Quince combatientes de Al Qaida y nueve rebeldes chiitas hutíes murieron en estos combates ocurridos en el sur de este país pobre de la península Arábiga, añadieron las fuentes.

En la provincia de Abyane, unos miembros de Al Qaida emboscaron a una unidad del ejército que se aprestaba a realizar una operación contra el grupo yihadista en el este de la ciudad costera de Chaqra, informaron unos funcionarios provinciales.

Siguió luego un enfrentamiento en el cual 11 soldados y 15 combatientes de Al Qaida murieron, agregaron.

Según fuentes de seguridad, los combatientes de Al Qaida despojaron a los militares de dos vehículos y armas en estos choques.

Desce marzo de 2015, las fuerzas gubernamentales de Yemen, apoyadas por una coalición de países árabes liderada por Arabia Saudí, intentan en vano recuperar terreno en manos de los rebeldes chiitas hutíes, que controlan parte del territorio del país y en particular la capital, Saná (norte).

Aprovechando el caos, Al Qaida y el grupo también yihadista Estado Islámico (EI) han reforzado su presencia en el sur y sureste de Yemen, donde cometen sangrientos atentados, en particular contra las fuerzas progubernementales, que tienen serias dificultades para garantizar la seguridad en las zonas bajo su control y para reclutar a jóvenes soldados.

En el frente contra los rebeldes, estallaron combates alrededor de la ciudad de Baihan, en la provincia de Chabwa.

Nueve rebeldes y cinco combatientes progubernamentales, entre ellos un oficial, cayeron abatidos, según fuentes militares leales.

Baihan está bajo control de los hutíes y sus aliados, los partidarios del expresidente yemení, Ali Abdalá Saleh, según las mismas fuentes.

La guerra en Yemen ha provocado más de 7.000 muertos desde marzo de 2015, según la ONU.

Todos los intentos para resolver este conflicto mediante la vía de las negociaciones han fracasado hasta ahora.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP