Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El tren de alta velocidad accidentado, en las aguas del canal al que cayó tras descarrilar, este sábado 14 de noviembre en Eckwersheim, al noreste de Francia

(afp_tickers)

Diez personas murieron este sábado en el descarrilamiento de un tren de alta velocidad que realizaba una prueba de vías en Eckwersheim, cerca de Estrasburgo, en el noreste de Francia.

En total, 49 técnicos se encontraban en este tren que efectuaba ensayos sobre la nueva vía de gran velocidad que debía ser puesta en funcionamiento en la primavera boreal de 2016, informó la prefectura de Alsacia. Un balance anterior contabilizaba "al menos siete muertos".

El tren de ensayo que, según la compañía de ferrocarriles francesa (SNCF), sólo transportaba a técnicos, descarriló por circular a "una velocidad excesiva", informó esa fuente. Los gendarmes dijeron, por su parte, que los motivos del accidente aún no habían sido determinados.

Se trata del peor accidente desde la puesta en servicio del tren de alta velocidad francés, en 1981. Periodistas de la AFP pudieron ver el tren accidentado, volcado en un canal de unos 40 metros de ancho bajo un puente.

Las autoridades enviaron un equipo de buzos de la gendarmería francesa, helicópteros y decenas de vehículos de emergencias al lugar de los hechos. El accidente ocurrió en una zona sin viviendas, donde los únicos residentes ocupan unas barcazas instaladas en el canal.

AFP