AFP internacional

El líder del partido liberaldemócrata británico, Tim Farron, sale de un centro de votación de las elecciones generales en Kendal, en el noroeste de Inglaterra, el 8 de junio de 2017

(afp_tickers)

El líder del partido liberaldemócrata británico, Tim Farron, anunció este miércoles su dimisión porque dijo sentirse "desgarrado" entre su responsabilidad política y su fe cristiana.

"Desde mi primer día al frente del partido, he estado confrontado a cuestiones sobre mi fe cristiana. Intenté responder con elegancia y paciencia. A veces, mis respuestas habrían podido ser un poco más sabias", explicó en un comunicado, en tanto ha sido criticado en el seno de su partido por sus puntos de vista sobre la homosexualidad y el aborto.

"Las consecuencias del acento puesto sobre mi fe es tal, que me he encontré desgarrado entre vivir mi fe cristiana y servir en tanto que político", agregó quien lideraba su partido desde el 16 de julio de 2015.

"Ser un líder político (...) y vivir plenamente como un cristiano, según las enseñanzas de la Biblia, se ha vuelto imposible para mí", explicó Farron, cuyas posturas contrarias a las uniones homosexuales han chocado con la postura oficial de su formación.

Tim Farron, de 47 años de edad, casado y con cuatro hijos, había rechazado en particular en una entrevista con Channel 4 decir si consideraba que ser homosexual es un pecado. Finalmente terminó diciendo que no consideraba esta orientación sexual como un pecado, sin lograr extinguir el fuego de las críticas.

En las legislativas del 8 de junio, los Lib-Dem lograron 12 escaños de diputados, contra 9 anteriormente, tras haber hecho una campaña con un claro acento proeuropeo.

Deseoso de recuperar los votos de los eurófilos, el partido se autoproclamó el del 48%, en referencia al porcentaje de electores británicos que votaron en el referéndum del 23 de junio de 2016 contra una salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

En su programa, el partido prometía organizar un nuevo referéndum sobre el Brexit y garantizar los derechos de los ciudadanos europeos que trabajan en la ayuda social y en el servicio público de salud.

Entre los posibles candidatos a su sucesión figuran el exministro del Tesoro Vince Cable, el exministro de Energía Ed Davey y la diputada Jo Swinson.

AFP

 AFP internacional