Cathay Pacific anunció el viernes la dimisión de su presidente ejecutivo Rupert Hogg, días después de que el gobierno chino llamara al orden a la aerolínea porque algunos de sus empleados apoyaron al movimiento prodemocracia en Hong Kong.

Hogg dimitió para "asumir la responsabilidad, como directivo de la compañía, de los recientes acontecimientos", señala el comunicado remitido por Cathay Pacific a la Bolsa de Hong Kong.

Hogg fue sustituido por Augustus Tang, una figura del grupo Swire, un conglomerado con sede en Hong Kong que es el principal accionista de Cathay.

Otro directivo de la aerolínea hongkonesa, el director de Clientela y Asuntos Comerciales Paul Loo, anunció igualmente su renuncia alegando las mismas razones que Hogg, según el comunicado.

Cathay Pacific suscitó la semana pasada la cólera de los nacionalistas chinos después de que algunos de sus 27.000 empleados participaran en las manifestaciones prodemocracia en Hong Kong o expresaron su apoyo al movimiento que comenzó hace 10 semanas.

Los dirigentes de Cathay se apresuraron a tranquilizar a Pekín y se distanciaron de la movilización prodemocracia, prometiendo el lunes despedir a todos aquellos empleados que participaran o apoyaran las "manifestaciones ilegales".

Cathay Pacific despidió desde entonces a cuatro miembros de su personal, entre ellos dos pilotos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes