Navigation

Diputados aprueban ley para reestructurar deuda argentina que pasa al Senado

El Congreso de Argentina donde comenzó a discutirse un proyecto de ley que otorga amplios poderes para renegociar rápidamente la pesada deuda externa afp_tickers
Este contenido fue publicado el 29 enero 2020 - 18:26
(AFP)

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó este miércoles por holgada mayoría un proyecto de ley que otorga al Ejecutivo amplios poderes para negociar la reestructuración de la deuda pública, una prioridad del presidente peronista de centro-izquierda Alberto Fernández.

El proyecto pasó al Senado, donde el oficialismo tiene mayoría, para ser tratado la semana próxima.

Con 224 votos a favor, dos en contra y una abstención, la Cámara Baja expresó su respaldo al proyecto en una sesión expedita, mucho más corta a las habituales discusiones maratónicas.

"Agradezco y celebro el apoyo transversal de casi todos los bloques al proyecto. Es una herramienta fundamental para que podamos afrontar nuestros compromisos cuidando a quienes más padecen", tuiteó el presidente después de la votación.

La bancada opositora de Cambiemos, la coalición de centro-derecha que acompañó el gobierno del expresidente liberal Mauricio Macri (2015-2019), también respaldó el proyecto.

"La deuda es el problema central de los argentinos. Es imposible afrontar el pago de la deuda en estas condiciones. No vamos a dejar de asistir a los que menos tienen para pagar la deuda", dijo el diputado José Luis Gioja, presidente del Partido Justicialista (peronismo).

Entre otros puntos, esta ley autoriza al Ejecutivo a efectuar "canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los títulos públicos emitidos bajo ley extranjera", según una copia de la iniciativa difundida en medios locales.

Fernández espera cerrar la negociación con los acreedores antes del 31 de marzo pues luego deberá afrontar pesados vencimientos.

- "Apuntalar el crecimiento" -

La deuda pública argentina es de 311.251 millones de dólares, equivalente a 91,6% de su Producto Interno Bruto, según cifras del ministerio de Economía al cierre de septiembre de 2019, las más recientes.

El monto que debe renegociarse es de unos 195.000 millones de dólares (57% del PIB), entre deuda con bonistas privados y con organismos bilaterales y multilaterales.

Argentina se encuentra en recesión desde 2018, con una de las tasas de inflación más altas del mundo (53,8% en 2019) y aumento de la pobreza y el desempleo.

En ese contexto, Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, sostienen que el país necesita primero crecer económicamente antes de encarar los vencimientos de deuda.

"Celebramos el amplio respaldo de nuestros legisladores y la madurez política en pos de poner de pie a la Argentina", tuiteó Guzmán tras la aprobación en la Cámara de Diputados.

Aunque en un primer momento el presidente planteó solamente un aplazamiento de los pagos, ahora se habla también de rebajas de capital o de intereses.

El gobierno de Macri "se endeudó de una manera irresponsable, se tomó deuda por 30.000 millones de dólares por año y se coronó con el FMI", lanzó en el cierre de las intervenciones el diputado Máximo Kirchner, jefe del bloque peronista e hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Los únicos votos en contra fueron de los dos diputados del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), que convocó a una protesta frente al Congreso bajo la consigna "No al pago de la deuda externa".

"Acá solo va a haber una salida si se investiga la deuda y se rompe con el FMI", dijo la diputada Romina Del Pla.

- Avances con el FMI -

Las negociaciones de Argentina incluyen al Fondo Monetario Internacional, con el que el gobierno de Macri suscribió un acuerdo por 57.000 millones de dólares en 2018.

Hasta ahora, Argentina ha recibido 44.000 millones de dólares, pero Fernández rechazó los siguientes desembolsos del FMI y debe definir cómo quedará el acuerdo.

El FMI enviará una misión a Buenos Aires en febrero para dialogar sobre los planes de reestructuración de la deuda, luego de un primer encuentro el martes en Nueva York entre el ministro Guzmán y Julie Kozack, directora adjunta del departamento del hemisferio occidental del FMI, y con el representante del Fondo para Argentina, Luis Cubeddu.

Esa primera reunión fue calificada de muy "constructiva" por ambas partes. Guzmán debe encontrase el 5 de febrero en Roma con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, al margen de un seminario organizado por el Vaticano.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.