Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una puerta de Disneyland París, en la localidad francesa Marne La Vallée, el 19 de septiembre de 2003

(afp_tickers)

Enfrentado como otros grandes grupos estadounidenses de televisión a la competencia del creciente video en línea, Disney reaccionó el martes al anunciar una inversión de mil millones de dólares en contenidos deportivos por streaming.

El gigante de los medios y el entretenimiento pagará ese monto por una participación del 33% en BAMTech, con una opción de alcanzar el control mayoritario de acciones en los próximos años.

Esta empresa especializada en tecnologías vinculadas al streaming es un ala de las actividades digitales de la Liga de Béisbol estadounindense (MLB) e incluye a la Liga Nacional de Hockey (NHL) como accionista minoritario.

El acuerdo con BAMTech conducirá -probablemente a finales de año- al lanzamiento de un servicio por suscripción en internet bajo la marca ESPN, que forma parte de las cadenas deportivas de Disney.

El presidente ejecutivo de Disney, Bob Iger, indicó en una teleconferencia con analistas la posibilidad de "hacer un avance mayor en la franja de video ofrecida directamente a los consumidores" por internet, sin la intermediación de un operador de cable o de satélite.

"Nuestra inversión en BAMTech nos da la infraestructura tecnológica, la cual necesitamos para aumentar rápidamente nuestra escala y obtener beneficios de nuestras capacidades de streaming para ESPN y a través de nuestro grupo", afirmó.

Disney accederá a importante tecnología en poder de BAMTech, que se utiliza en particular para la retransmisión en directo de eventos seguidos en simultáneo por muchos internautas.

Estas tecnologías desde ya sirven para una serie de servicios de video en línea, con cerca de 7,5 millones de abonados: entre ellos muchos fanáticos de ligas deportivas (béisbol, hockey, lucha, golf...), pero que también están entre los clientes de BAMTech, como HBO Now.

- Pérdida de suscriptores -

Disney fue sorprendido cuando por primera vez, el verano pasado, reconoció una pérdida de suscriptores de su canal estrella ESPN, una tendencia confirmada en el trimestre que cerró a inicios de julio, el tercero en su ejercicio fiscal, en resultados publicados este martes.

Los ingresos de los canales por cable aumentaron solo 1% a 4.200 millones de dólares, un magro crecimiento comparado con el de todo el grupo, que se sostiene con los estudios de cine y sus parques de atracciones. El monto total de ingresos subió 9% a 14.300 millones de dólares y su beneficio neto se incrementó 5% a 2.600 millones.

El grupo, creador de Mickey Mouse, se ha mantenido relativamente a salvo durante mucho tiempo del crecimiento del mercado de video, frente a otros conglomerados televisivos estadounidenses.

Un número creciente de grupos como Yahoo! o Twitter suscribieron acuerdos con ligas deportivas para transmitir los partidos.

Disney comenzó a reposicionarse a través de acuerdos para integrar sus principales canales, como ABC pero también ESPN, a algunas nuevas ofertas en línea.

Y como otros grandes grupos de televisión como HBO o CBS busca ofrecer a los internautas su servicio sin intermediarios.

Bob Iger insistió en el hecho de que el servicio de streaming en línea de ESPN buscaría complementar, no devorar, su actual oferta por cable.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP