Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Manifestantes protestan contra un ataque lanzado por islamistas contra unos aficionados de Radiohead, el 18 de junio de 2016 en el centro de Estambul

(afp_tickers)

La policía turca dispersó este sábado a cientos de manifestantes que protestaban en el centro de Estambul contra un ataque lanzado por islamistas contra unos aficionados de Radiohead, que se juntaron a escuchar el último disco del grupo en un bar en el que se consumía alcohol.

La policía utilizó cañones de agua y balas de caucho y lanzó gas lacrimógeno contra los manifestantes reunidos en el barrio de Cihangir, en el centro de la mayor aglomeración urbana turca, informó un fotógrafo de la AFP.

Las cerca de 500 personas reunidas gritaban consignas como "Todos unidos frente al fascismo" e insultos contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

El viernes en la noche varios islamistas atacaron a personas reunidas en una tienda de discos de Estambul para tomarse una copa mientras escuchaban el nuevo álbum del grupo de rock británico Radiohead, en pleno ramadán.

Al menos dos personas resultaron heridas, según testigos citados por la agencia de prensa Dogan.

Al grito de "¡Qué hacéis aquí durante el ramadán, salgan de aquí!", casi una veintena de personas enfurecidas irrumpieron en el Velvet IndieGround, situado en el barrio animado de Tophane, donde los fans del grupo escuchaban el álbum "A Moon Shaped Pool" (Una piscina en forma de luna).

Los agresores denunciaban el consumo de alcohol durante el mes de ayuno musulmán. Causaron destrozos y obligaron a la gente a salir fuera insultándoles y pegándoles, según imágenes difundidas en las redes sociales. "Os mataremos, bastardos", dijo uno de ellos.

Rayka Simoni, que se encontraba fuera de la tienda, explicó a la agencia Dogan haber visto "a personas atacar a un grupo de fans que escuchaban tranquilamente música mientras bebían cerveza".

"Veinte personas empezaron a lanzar botellas a la gente y dieron puñetazos a mi amigo que les dijo que no estaba bien pegar a las mujeres", contó Simoni.

La tienda es propiedad de un surcoreano instalado en Estambul.

Radiohead denunció el ataque diciendo que esperaba que un día esos "actos de intolerancia violenta" formen parte del pasado y transmitió "su amor y apoyo" a los fans de Estambul.

Turquía está dirigida desde 2002 por un gobierno islamista conservador acusado por sus detractores de derivas autoritarias.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP