Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Allegados de Orlando Letelier rodean el ataúd con sus restos el 4 de noviembre de 1992, al ser repatriados de Venezuela

(afp_tickers)

El exdictador chileno Augusto Pinochet ordenó asesinar y luego encubrir el crimen del excanciller Orlando Letelier, perpetrado en Washington en 1976, según se afirma en documentos desclasificados por Estados Unidos, reveló este jueves el hijo del diplomático.

A casi cuatro décadas del crimen, Estados Unidos entregó a Chile cerca de 1.000 documentos oficiales recientemente desclasificados, en los que habría pruebas concretas de la participación del exdictador chileno (1973-1990).

"Lo nuevo que surge (de los documentos) es la prueba que no teníamos antes de que Pinochet dio la orden. Nosotros teníamos la convicción política pero no teníamos los antecedentes jurídicos para sostenerlo", dijo Juan Pablo Letelier, hijo del excanciller y actual senador del Partido Socialista chileno, en rueda de prensa.

Concretamente, "hay un documento del secretario de Estado de ese tiempo (George Shultz 1982-1989) que deja muy en claro que tenía un informe de la CIA con información conclusiva y convincente de que Pinochet fue el que le dio la orden a Manuel Contreras (el jefe de la policía política chilena) para ejecutar este acto de terrorismo", agregó el senador.

Letelier fue canciller del gobierno del derrocado mandatario socialista Salvador Allende (1970-1973) y su asesinato se enmarca dentro de varias acciones ejecutadas por la dictadura de Pinochet para eliminar a figuras prominentes que pudieran hacer oposición a su régimen.

El exdiplomático murió el 21 de septiembre de 1976, en Washington, tras explotar una bomba adosada a su auto, en un ataque en el que también murió su secretaria, la ciudadana estadounidense Ronni Moffit.

Los documentos desclasificados fueron entregados por el secretario de Estado norteamericano John Kerry a la presidenta Michelle Bachelet en la conferencia "Nuestro Océano" que se realizó el lunes y martes en Chile.

Posteriormente, el gobierno de Bachelet dio la información al hijo del diplomático y a la justicia chilena.

- Cómplices y encubridores -

Además de demostrar la responsabilidad de Pinochet, los documentos estadounidense darían cuenta de acciones posteriores que realizó el exdictador para encubrir el crimen.

"Están las pruebas claras de cómo Pinochet obstaculizó la investigación y de cómo actuó para evitar que su nombre y sus responsabilidades se identificaran", llegando incluso a pensar en eliminar a Manuel Contreras, dijo Juan Pablo Letelier.

Pinochet, que murió en 2006, nunca fue enjuiciado por este caso, aunque la justicia sí logró procesarlo por algunas de las más de 3.200 víctimas, entre muertos y desaparecidos, que dejó su régimen (1973-1990), así como por enriquecimiento ilícito.

Contreras, jefe hasta 1978 de la temida policía secreta, fue condenado a siete años de prisión por este caso, al igual que el general Pedro Espinosa.

Considerado uno de los máximos represores chilenos, Contreras murió en agosto pasado, mientras cumplía penas por violaciones de los derechos humanos que superaban en total los 500 años de presidio.

El hijo del diplomático nombró como uno de los posibles encubridores de la muerte de su padre, al exguardaespaldas de Pinochet y alcalde de la comuna de Providencia, Cristián Labbé.

El senador mostró además su esperanza de que la nueva información pueda reactivar la única investigación que se encuentra abierta en Chile en torno al crimen de Ronni Moffit, y valoró el "gesto" de Estados Unidos de revelar estos documentos que se mantenía hasta ahora bajo secreto.

AFP