Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista aérea de La Meca, el 13 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Catar acusó este domingo a Arabia Saudí, en crisis abierta con Doha, de "mezclar" política y religión en detrimento de la gran peregrinación de los cataríes a La Meca con motivo del "hach" anual, al negarse a garantizar su seguridad.

Arabia Saudí impuso sanciones a Catar, incluyendo el cierre de su espacio aéreo, desde que el 5 de junio rompió relaciones con el emirato, como también lo hicieron Baréin, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto, que acusan a Doha de respaldar al extremismo islamista y de haberse acercado al Irán chií, gran rival del reino.

Riad aseguró sin embargo el 20 de julio que los cataríes deseosos de viajar a La Meca serán bienvenidos, pero impuso ciertas restricciones a su llegada.

La cancillería de Catar afirma en un comunicado publicado este domingo por la agencia oficial Qatar News Agency (QNA) que Riad "se negó a comunicar sobre el asunto de la garantía de la seguridad de los peregrinos (cataríes) y de su asistencia", lo cual podía estar impidiendo "que muchos musulmanes cumplan con su deber sagrado" de acudir a La Meca para la cita anual del "hach".

Según el comunicado, ya se han inscrito 20.000 ciudadanos y residentes cataríes para efectuar la peregrinación anual a La Meca este año.

El rito del "hach", que se inicia en agosto este año, constituye uno de los cinco pilares del Islam, que todo musulmán debe cumplir al menos una vez en la vida si tiene los medios para hacerlo.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP