Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato presidencial centroafricano Anicet Goerges Doleguélé vota en las elecciones el 30 de diciembre de 2015 en Bangui

(afp_tickers)

Dos exprimeros ministros centroafricanos, Anicet Georges Dologuélé y Faustin Archange Touadéra, pasarán a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, según los resultados provisionales anunciados el jueves por la Autoridad Nacional Electoral (ANE), unos comicios cruciales para el país, que sufrió un duro conflicto interno.

Dologuélé, uno de los favoritos, obtuvo 281.420 votos, es decir, el 23,78% de los sufragios, y su rival, el independiente Faustin Archange Touadéra, cosechó 229.764 votos, el 19,42%, declaró la presidenta del organismo electoral, Marie-Madeleine N'kouet Hoornaert.

Désiré Kolingba, el hijo de un expresidente, quedó en tercera posición, con 149.134 votos (12,60%), seguido de Martin Ziguélé, otra personalidad importante de la campaña, percibido como el candidato de Francia, con 128.009 preferencias (10,82%). En el último lugar quedó otro hijo de un antiguo presidente, Jean-Serge Bokassa, con 77.493 votos (6,55%).

Estos resultados deben ser validados por el Tribunal Constitucional.

Como ninguno de los candidatos obtuvo la mayoría necesaria, los dos candidatos más votados se enfrentarán el 31 de enero en la segunda vuelta.

El responsable de la misión de la ONU en Bangui, Parfait Onanga Anyanga, felicitó el jueves por la tarde en un comunicado a los dos candidatos para la segunda ronda, demandándoles "preparar a sus militantes y simpatizantes para una campaña en calma y con civismo", con el objetivo de "preservar el espíritu de paz y mesura que ha prevalecido hasta el momento".

La tasa de participación en los comicios, a los que estaban convocados dos millones de electores, fue del 79%, según la autoridad electoral.

Para el país, estas elecciones son un paso importante para salir del conflicto interno que comenzó en 2013, cuando fue derrocado el presidente François Bozizé por la rebelión Seleka, milicianos principalmente musulmanes, tras lo cual comenzó una ola de violencia entre diferentes comunidades religiosas.

Miles de personas murieron y cerca del 10% de la población se vio desplazada de sus hogares por los ataques de los rebeldes y la dura represión iniciada por las milicias cristianas contra la población musulmana.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP