Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los familiares de los pasajeros del avión desaparecido MH370 de Malasia Airlines protestan junto a la embajada malasia en Pekín, el 8 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Dos años después de la desaparición del vuelo MH370 de Malasia Airlines, los familiares de los pasajeros se niegan a creer que sus allegados están muertos, una pérdida aún más dura en el país del 'hijo único'.

La suerte del Boeing 777, que se volatilizó poco después de despegar de Kuala Lumpur rumbo a Pekín con 239 personas a bordo, sigue siendo un misterio, confirmaron este martes los investigadores en un informe.

En China, la desesperación de los padres se ve acentuada por la hoy desaparecida política de limitación de nacimientos, que durante años obligó a cientos de miles de chinos a poner todas sus esperanzas en un solo descendiente.

A pesar de su tristeza, decenas de allegados decidieron interponer una demanda justo antes de que expirara el plazo legal de dos años después de una catástrofe aérea. En EEUU, 43 allegados de víctimas, en su mayoría chinos, presentaron una demanda, y en China, 12 entablaron el lunes una acción similar contra la compañía aérea, el gigante aeronáutico Boeing, el fabricante de motores Rolls Royce y varias compañías de seguros.

La mayoría de los allegados chinos son jubilados, una época de la vida en China en la que reciben todo tipo de atenciones de su hijo único. "Solo me autorizaron a tener un hijo", suspira Lin Xiaolan, de 51 años. "Y ante un acontecimiento como éste, ¿cómo se puede hablar de compensación?", se pregunta.

Ginecóloga en Xining, en la provincia de Qinghai (noroeste), tiene "un sexto sentido de madre" que le dice que su hijo, Lin Annan, de 27 años en el momento del drama, está vivo. Está convencida de que Malaysia Airlines está implicada en una operación de ocultamiento, probablemente "un juego político entre países". "La demanda no es para obtener dinero, sino justicia para nuestros hijos. Y la verdad", agregó.

- Teorías del complot -

Las operaciones de búsqueda, comenzadas en el mar de China meridional, se desplazaron hacia el océano Índico en base a informaciones de radar que indicaban que el avión se desvió de su trayectoria inicial. El aparato continuó al parecer su ruta hacia el sur durante cuatro horas y, cuando se quedó sin carburante, se estrelló en el mar.

Australia dirige las búsquedas en el sur de Índico, en las profundidades de una zona de 120.000 kilómetros cuadrados. La investigación, sin embargo, no ha dado ningún resultado pese al descubrimiento de una pieza del avión en la isla francesa de La Reunión.

Las teorías del complot ofrecen a los allegados de las víctimas una especie de apoyo: "Uno se siente impotente, no sabe lo que ha ocurrido y busca maneras de explicarlo", señaló a la AFP Karen Douglas, profesora de Psicología en la Universidad de Kent.

Gao Xianying, de 65 años, cuya hija, yerno y nieta de tres años iban en el avión, se mudó de la provincia de Anhui (este) a Pekín para protestar a diario ante las oficinas de Malaysia Airlines, las embajadas de Malasia y Estados Unidos, o el Ministerio de Relaciones Exteriores chino.

"Durante días puedo soñar lo mismo: mi hija volviendo a casa y llamándome 'mamá'", cuenta con lágrimas en los ojos. "Estaba viviendo el mejor momento de mi vida. Había educado a mi hija, la había casado. Pero ahora toda mi vida ha cambiado. Vivo pero preferiría estar muerta", agrega.

- "Vendieron a su hijo" -

La mayoría de los pasajeros del MH370 representaban la principal fuente de ingresos de su familia y dejan a sus parientes en una situación complicada.

Wen Wancheng, jubilado de 65 años cuyo hijo de 35 desapareció, tuvo que endeudarse para respaldar a su nuera y sus nietos de 3 y 9 años. "Sus hijos son muy pequeños. Una de las cosas más duras es la presión financiera", dijo.

Según varios abogados, Malaysia Airlines propuso a las familias chinas indemnizaciones de 2,52 millones de yuanes (350.000 euros ó 387.000 dólares) por pasajero. La compañía anunció en febrero el pago de "indemnizaciones completas" a 42 parientes, sin más precisiones.

Pero Wen Wancheng habla con desdén de las personas que aceptaron dinero. "En resumen, vendieron a su hijo. No valen más que un ladrón".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP