Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, en rueda de prensa en West Palm Beach, Florida, el 6 de abril de 2017

(afp_tickers)

El presidente Donald Trump, a quien varios legisladores estadounidenses reprocharon no haber informado al Congreso antes de lanzar ataques en Siria, escribió el sábado a los jefes de ambas cámaras para mantenerlos al tanto, advirtiendo que nuevos ataques son posibles.

"Actué en función de los intereses vitales de la seguridad nacional y de la política exterior de Estados Unidos, conforme a mi autoridad constitucional para conducir operaciones internacionales en tanto comandante en jefe", comunicó el presidente a los jefes de la Cámara de Representantes y del Senado.

"Estados Unidos llevará a cabo acciones suplementarias si es necesario y de manera apropiada, para seguir defendiendo sus importantes intereses nacionales", señaló.

En su carta, el presidente estadounidense detalla que ordenó el ataque hacia las 20H40 del jueves hora de Washington (00H40 GMT del viernes), contra la base aérea de Al Shaayrate.

Trump dijo que "la inteligencia estadounidense indicó que las fuerzas militares sirias que operan en esta base eran responsables del ataque químico contra civiles sirios en la provincia de Idlib el 4 de abril", que dejó al menos 86 muertos.

"Ordené esta acción para degradar las capacidades del ejército sirio de llevar a cabo otros ataques con armas químicas y disuadir al régimen sirio de utilizar o desarrollar armas químicas", escribió, y agregó que había actuado con el fin de "mejorar la estabilidad de la región" y evitar que la situación humanitaria se deteriore aún más.

Las dos cámaras están controladas por el partido Republicano, pero legisladores de ambos partidos habían lamentado que la Casa Blanca no se hubiera comunicado con el Congreso antes de lanzar su ofensiva.

Por otra parte, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, habló por primera vez con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, desde el ataque de Estados Unidos contra la base siria, y dijo que la acción militar "le sigue el juego al terrorismo".

La diplomacia rusa dijo en un comunicado que Lavrov comunicó a Tillerson que atacar "a un país que lucha contra el terrorismo, sólo le hace el juego al terrorismo" y "crea amenazas para la seguridad regional y mundial".

Además, reiteró la posición rusa de que el Gobierno sirio no es el responsable del presunto ataque químico de esta semana en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib.

Las acusaciones "no se ajustan a la realidad", dijo Lavrov.

Tillerson visitará Rusia el 11 y 12 de abril, una visita en la que según la portavoz del Ministerio ruso de Relaciones Exteriores, Maria Zajarova, las autoridades de Moscú le pedirán "explicaciones" sobre el bombardeo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP