Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una imagen del puerto de la ciudad filipina de Cebu tomada el pasado 4 de octubre

(afp_tickers)

Dos diplomáticos chinos murieron y un tercero resultó herido en un tiroteo este miércoles en un restaurante en la ciudad filipina de Cebu, informó la policía.

El vicecónsul y la responsable de finanzas del consulado chino en Cebu murieron en el ataque, mientras que el cónsul general resultó herido, anunció a la AFP el portavoz de la policía nacional, Wilben Mayor, en un mensaje de texto.

Dos chinos fueron detenidos tras el ataque, entre ellos el esposo de una diplomática del consulado, según Mayor. También fue detenida una tercera persona, una mujer que trabajaba en la legación diplomática de China.

El portavoz policial dijo que se halló en el lugar del ataque una pistola semiautomática 45 Colt. El ataque se produjo a las 13H30 locales (05H30 GMT) en el Lighthouse, un famoso restaurante de Cebu, capital comercial del centro del archipipélago.

La policía no precisó cómo se produjeron los hechos. Pero los empleados de este establecimiento de lujo, muy apreciado por la clase política local, contaron a la AFP que un grupo de nueve personas se reunió en un salón privado para celebrar ahí el cumpleaños del cónsul general, Song Ronghua.

Remedios Rivalde, de 27 años, explicó que se ocupaba de la caja, cerca del salón privado, cuando oyó disparos. "Me tiré debajo del mostrador, y me tapé los oídos. Luego hubo más disparos", cuenta, por teléfono.

El grupo había pedido costosas especialidades locales. "Pidieron mucha comida, pero no alcohol" relató la mujer. Según los camareros, los que se hallaban en el salón privado "son amigos" y "aparentemente se produjo una disputa".

El cónsul general resultó herido en el cuello pero su vida no peligra, y fue hospitalizado en estado estable, según el jefe de la policía regional, Tom Banas. "La bala le atravesó el cuello" relató a la AFP. Según la policía, las personas muertas son Sun Shan, vice-cónsul, y Hui Li, encargada de finanzas.

Una portavoz de la embajada de China en Manila, Li Lingxia, se abstuvo de momento de hacer cualquier comentario. "Nuestra embajada está verificando los hechos. Cuando tengamos algo nuevo, lo diremos", comentó.

Tampoco hubo comentarios por parte del ministerio filipino de Relaciones Exteriores, que se limitó a indicar que las autoridades investigan lo ocurrido.

AFP