Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fotografía obtenida de la Interpol el 23 de marzo de 2016 que muestra a Khalid El Bakraoui, que se hizo estallar en la estación de metro Maelbeek

(afp_tickers)

Los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui, que se hicieron estallar en los atentados de Bruselas, eran dos figuras conocidas del crimen organizado en Bélgica, a las que también se relaciona con los atentados de París.

Ibrahim, de 29 años, se hizo estallar en el aeropuerto de Bruselas, donde murieron al menos 15 personas. Su hermano Khalid hizo lo mismo en la estación de metro Maelbeek, en el corazón del barrio europeo, matando a unas 20 personas.

Ambos hermanos, de nacionalidad belga, tenían "importantes antecedentes judiciales sin relación con el terrorismo", explicó el martes el fiscal federal belga Frédéric Van Leeuw. Fueron identificados por sus huellas dactilares.

La policía belga conocía bien a Ibrahim, que en octubre de 2010 fue condenado a prisión por haber disparado con un kalashnikov en un atraco a una agencia de cambio, según el periódico La Dernière Heure.

Su hermano Khalid fue por su parte condenado en febrero de 2011 a cinco años de prisión por robo de coches con violencia.

El martes por la noche, la policía registró un piso en el barrio de Schaerbeek donde encontraron 15 kilos de explosivos TATP y material para fabricar bombas. Fue desde aquí donde Ibrahim y otros dos sospechosos tomaron un taxi dirección al aeropuerto cargados de explosivos.

En la misma calle, en un ordenador abandonado en un papelera, la policía encontró lo que el fiscal calificó de "testamento" de Ibrahim. En él, según los fragmentos citados por el fiscal, dice "no saber qué hacer" y afirma que le buscan "por todos partes" por lo que no se siente "seguro."

El 'testamento' también se refiere a Salah Abdeslam, capturado la semana pasada y ahora encarcelado en Brujas (noroeste de Bélgica), un hombre clave en los atentados del 13 de noviembre en París. Hablando en plural en alusión a su hermano, Ibrahim se muestra convencido de que "si tardan demasiado, (ambos) podrían terminar como él (Abdeslam) en una celda", explicó el fiscal belga.

En una imagen difundida por la policía, Ibrahim, con un jersey negro, aparece junto a los otros dos hombres en el aeropuerto. Lleva un guante negro que podría esconder el detonador.

De los otros dos hombres de la foto, uno murió haciéndose estallar, igual que Ibrahim, pero no ha sido identificado. El otro, con una chaqueta de color claro, está siendo buscado.

La policía también está investigando la relación de los dos hermanos con Abdeslam. Se cree que fue Khalid quien proporcionó el apartamento del barrio de Forest, en Bruselas, donde se encontraron sus huellas.

Cuando la policía lo registró hubo un tiroteo. Uno de los ocupantes huyó y otros dos (uno de ellos podría ser Abdeslam) logró huir.

Tres días más tarde detuvieron a Abdeslam en Molenbeek, conocido por ser un punto de refugio de los yihadistas y donde vive su familia.

También se relaciona a los hermanos con otro apartamento alquilado en la ciudad belga de Charleroi, de donde pasaron algunos de los autores de los atentados de París que dejaron 130 muertos, entre ellos Chakib Akrouh y Abdelhamid Abaaoud.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP