Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un equipo de bomberos lucha contra un incendio forestal cerca de la localidad portuguesa de Sardoal, el 17 de agosto de 2017

(afp_tickers)

Un gran incendio continuaba arrasando el jueves la región de Maçao, en el centro de Portugal, y movilizaba a cerca de 900 bomberos, justo dos meses después de la muerte de 64 personas cerca de Pedrogao Grande.

En todo el país, más de 1.700 bomberos, apoyados por cerca de 430 vehículos intentaban controlar una decena de focos activos al final del día.

El incendio más preocupante seguía siendo el que se declaró la víspera a las puertas de Maçao, municipio de unos 2.000 habitantes situado a unos 40 km al sur de Pedrogao Grande. Afectado por un primer incendio a finales de julio, Maçao vio desaparecer entre el "80 y 90%" de su superficie, según el alcalde Vasco Estrela.

Ya amenazado por las llamas durante la noche del miércoles al jueves, la población de Maçao se encontró de nuevo rodeada por las llamas durante la tarde, constató un periodista de la AFP.

Desde el miércoles pasado, los incendios en esta parte del país dejaron al menos 92 heridos, siete de ellos graves, y cerca de 130 personas fueron evacuadas de los pueblos aledaños a Maçao, Sardoal y Abrantes, indicó protección civil.

Hace una semana, los cerca de 40.000 habitantes de la localidad de Abrantes, situada a 20 km de Maçao, vivieron también momentos de pánico al ver las llamas acercarse a las zonas industriales.

El acceso a la carretera que atraviesa la zona estaba prohibido el jueves. El tráfico fue igualmente interrumpido en el eje que une Lisboa y Oporto, debido a un foco que se desencadenó en la región de Aveiro (norte).

Frente a un clima que hace prever un nuevo aumento del riesgo de incendio en los próximos días, el gobierno decidió el jueves decretar el estado de catástrofe pública en varias regiones del centro y del norte del país.

- Ayuda internacional -

Los incendios forestales y de maleza arrasaron 141.000 hectáreas en todo el país desde principios de año, tres veces más que la media de la última década.

Bajo altas temperaturas, los servicios de emergencia deben luchar cada día contra incesantes fuegos: hasta 268 durante la jornada récord del sábado.

Portugal recibió nuevos refuerzos enviados por España en el marco del mecanismo de entreayuda europea, entre ellos cuatro aviones antincendio que se suman al Canadair marroquí.

Las autoridades detuvieron a 91 supuestos pirómanos desde principios de año. "Por negligencia o malicia, la mayoría de los incendios son causados por personas", señaló la ministra del Interior, Constança Urbano de Sousa.

Con motivo de los dos meses de la muerte de 64 personas en Pedrogao Grande y en los municipios vecinos de Figueiro dos Vinhos y Castanheira de Pêra, el primer ministro Antonio Costa y el presidente Marcelo Rebelo de Sousa viajaron el jueves a la región.

Fueron necesarios cinco días para controlar este gigantesco incendio, que dejó igualmente más de 250 heridos y dañó 500 viviendas.

La mayoría de las víctimas fallecieron el 17 de junio en sus coches, atrapados en una carretera nacional cuando intentaban huir de las llamas que se propagaban a una velocidad inaudita.

En respuesta a los habitantes locales que denuncia la lentitud de las obras de reconstrucción, el jefe del gobierno socialista anunció el jueves su intención de "eximir de autorización a los proyectos de reconstrucción de las viviendas afectadas".

La tragedia reavivó también el debate sobre la ineficacia de los servicios de rescate y de las políticas de gestión forestal.

El Parlamento adoptó en julio varios componentes de una reforma de los bosques que pretende sobre todo reducir la plantación de eucaliptos, especie muy inflamable.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP