Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El bar en Tel Aviv donde un hombre abrió fuego el 1 de enero de 2016

(afp_tickers)

Al menos dos personas murieron y siete resultaron heridas el viernes en Tel Aviv cuando un hombre abrió fuego en un bar del centro de la ciudad, provocando escenas de pánico.

La policía lanzó una intensa búsqueda del presunto culpable. Según varios medios israelíes se trata de un árabe israelí de 29 años del norte de Israel, reconocido por su padre en videos de vigilancia y que advirtió a las autoridades.

La policía no quiso confirmar esas informaciones, en un contexto de violencia diaria entre palestinos e israelíes y de amenazas yihadistas.

"Se está investigando para saber si se trata de un acto criminal o terrorista", declaró el portavoz de la policía Micky Rosenfeld.

"No estoy seguro de que forme parte de la oleada actual de terrorismo" declaró el ministro de Seguridad Interior, Gilad Erdan.

Según el diario Haaretz, el agresor robó el arma a su padre, que trabaja en seguridad.

El hombre empezó abriendo fuego contra clientes sentados frente a un bar, dijeron testigos a la AFP. Fue allí donde dos personas sucumbieron a sus heridas. Un revoltijo de sillas volcadas y vidrios rotos reflejaba el pánico que se apoderó de los clientes.

Un video de seguridad mostró a un hombre con gafas que compra en una tienda de productos dietéticos y luego saca un arma de su mochila, con la que tranquilamente abre fuego contra el bar de al lado.

El agresor siguió su camino en la misma acera y volvió a disparar 150 metros más lejos contra clientes sentados en la terraza de otro bar, a pesar del mal tiempo, en una calle muy popular de la capital económica y cultural de Israel.

Además de los dos muertos, siete personas resultaron heridas, según fuentes médicas.

- "Pensé en París" -

"Escuché disparos, me di la vuelta y vi que la gente corría dentro del café. La gente gritaba y vimos al tipo que disparaba. Tenía el cabello castaño, vestía un suéter gris y luego huyó", contó Alexandre Lambez, un turista francés.

"Enseguida pensé [en los ataques de noviembre] en París y en el Bataclan", dijo.

Tel-Aviv fue blanco de atentados palestinos durante la Segunda intifada (2000-2005). Pero la ciudad se ha mantenido en una calma relativa desde el inicio de la actual ola de atentados, en su mayoría actos aislados llevados a cabo sobre todo con cuchillos.

Israel se ha librado también hasta ahora de ataques del Estado Islámico (EI), pero el grupo ha proferido amenazas explícitas contra Israel en las últimas semanas e incluso publicó mensajes en hebreo.

El EI "no se ha olvidado ni un momento de Palestina", se escuchaba en una grabación audio publicada en internet a finales de diciembre, supuestamente de Abu Bakr Al Bagdadi, el líder del grupo yihadista.

La dueña de una peluquería cercana al bar, Osnat David, se negaba a salir porque no quería ver "los cuerpos y la sangre", dijo conmocionada. David se ocupaba de sus clientes cuando escucharon "disparos, gritos y llantos".

"Mis clientes y yo nos escondimos sin hacer ruido. No tuvimos tiempo de cerrar el negocio. Nos tiramos al suelo para que el terrorista no nos viera. Todo duró unos veinte minutos", explicó.

"Dos minutos antes estaba fuera fumando un cigarrillo. Es un milagro. Si me hubiera quedado fuera ahora estaría muerta", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP