Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente francés Emmanuel Macron (I), junto a representantes de la la compañía de ferrocarriles francesa, SNCF, en París, el 1 de julio de 2017

(afp_tickers)

París se acercará a la costa Atlántica de Francia a partir del domingo, con la entrada en servicio de dos nuevas líneas de trenes de alta velocidad (TGV) hacia Burdeos (suroeste) y Rennes (oeste).

A partir de ahora, Rennes quedará a 1H25 de la capital en lugar de 2H04, y Burdeos a 2H04 de París, en vez de 3H14.

Los TGV van a Bretaña y Aquitania desde hace cerca de 20 años, pero hasta el momento no podían circular por vías de alta velocidad durante todo el trayecto.

La compañía francesa de ferrocarriles (SNCF) espera atraer en esas líneas a cuatro millones de viajeros adicionales de aquí a 2019.

AFP