Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados patrullan las calles de Bruselas, el 24 de noviembre de 2015, cuando la capital belga se encontraba en nivel de alerta máxima terrorista

(afp_tickers)

La justicia belga inculpó a dos nuevos sospechosos "en el marco de la investigación por los atentados en París" del 13 de noviembre, indicó este jueves a la AFP el portavoz de la fiscalía belga, llevando así a ocho los sospechosos inculpados en Bélgica.

"Dos nuevos sospechosos fueron inculpados", informó Eric Van Der Sypt, confirmando informaciones según las cuales fueron detenidos el domingo.

Uno de ellos, Samir Z., un francés de 20 años domiciliado en el barrio popular de Molenbeek en Bruselas, fue detenido en el aeropuerto de Zaventem de la capital belga cuando estaba a punto de embarcar en un vuelo con destino a Marruecos, informa la fiscalía en un comunicado.

La justicia sospecha que este joven intentó viajar a Siria "en al menos dos ocasiones" y sería parte del entorno de Bilal Hadfi, uno de los kamikazes que se hizo estallar en las inmediaciones del Estadio de Francia el 13 de noviembre.

Samir Z. fue detenido el domingo, el mismo día en que las autoridades detuvieron a Pierre N., de nacionalidad belga y nacido en 1987, en un allanamiento en su domicilio de Molenbeek.

Ambos fueron inculpados por "participación en actividades de un grupo terrorista".

En total, la justicia belga ha inculpado a ocho personas por "atentados terroristas" o "participación en actividades de un grupo terrorista". Varios de los presuntos autores de los atentados de París vivían en Bélgica.

Desde los ataques las autoridades belgas lanzaron múltiples redadas y allanamientos en los sectores yihadistas belgas para dar con Salah Abdeslam, sospechoso de haber participado en los atentados y que se encuentra fugado. Abdeslam tiene una orden de captura internacional, así como Mohamed Abrini, quien fue visto junto a Salah dos días antes de los atentados que dejaron 130 muertos.

Dos de los inculpados, Mohamed Amri y Hamza Atou, fueron detenidos el sábado 14, al día siguiente de los atentados. Se sospecha que estas dos personas ayudaron a salir de París a Salah Abdeslam la noche de los atentados. Otro detenido e inculpado es Ali Oulkadi, un francés de 31 años residente en Molenbeek, que habría ayudado a Salah en la capital belga.

Lazez Abraimi, un marroquí de 39 años residente en Jette, otro barrio de Bruselas, también fue inculpado. La fiscalía no precisó su rol exacto. En su vehículo se hallaron dos armas cortas y rastros de sangre. El abogado de Abraimi aseguró que su cliente "jamás vio a Salah Abdeslam".

La identidad de otro de los detenidos no fue revelada por la fiscalía, pero según la prensa belga se trataría de Abdeilah Chouaa, y se ignora su relación con los atentados de París.

Según la prensa belga, otro de los detenidos es Mohamed Bakkali, que sería la persona que alquiló una habitación allanada el 26 de noviembre en Auvelais, pequeña comuna rural de la región de Namur (sur), que se cree que fue utilizada como escondite. Fue inculpado por "asesinatos terroristas y participación en actividades de un grupo terrorista".

AFP