Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fuerzas de seguridad israelíes inspeccionan, el 27 de noviembre de 2015, el cuerpo de un palestino que estrelló un coche contra cinco soldados israelíes en el pueblo de Beit Omar, cerca de Hebrón, en Cisjordania, antes de ser abatido

(afp_tickers)

Dos palestinos que habían herido levemente a siete soldados israelíes embistiéndolos con sus coches en dos lugares distintos de la Cisjordania ocupada fueron abatidos este viernes, elevando a 11 la cifra de fallecidos esta semana.

El primer de ellos fue abatido por un civil israelí en las primeras horas de la mañana, después de haber embestido con su coche a soldados apostados en una estación de autobuses cerca de la colonia israelí de Kfar Adumim, al noroeste de Jerusalén, hiriendo levemente a dos de ellos, indicó la policía.

El palestino era originario de Ramala y se llamaba Fadi Jasib. Su hermano había sido abatido el domingo, tras haber embestido a israelíes e intentado apuñalarlos.

Horas después, fuerzas israelíes abatieron a Omar Zaatik, de 20 años, quien había herido a cinco soldados israelíes cerca de Beit Umar, en la región de Hebrón en el sur de Cisjordania, indicó un portavoz del ejército.

Al caer la noche se produjo otro ataque. Un palestino apuñaló y causó heridas graves a un guardia fronterizo cerca de una parada de autobús el Nahariya, en el norte, antes de huir. En total, ocho soldados u oficiales fueron heridos y evacuados a hospitales.

- Hebrón, un polvorín -

En las últimas semanas se han multiplicado las agresiones contra israelíes, en su mayoría con arma blanca, los enfrentamientos entre palestinos y soldados israelíes y la violencia entre palestinos y colonos israelíes presentes en Cisjordania, un territorio ocupado por el Estado de Israel desde 1967.

Estas dos nuevas muertes elevan a 98 el número de fallecidos de lado palestino desde el 1 de octubre, según un recuento de la AFP. La ola de violencia dejó, además, 17 muertos de lado israelí, así como un estadounidense y un eritreo.

Muchos palestinos abatidos habían intentado atacar o habían atacado a israelíes, pero otros murieron mientras manifestaban contra las fuerzas de seguridad.

Hebrón en particular es un polvorín donde unos 500 colonos israelíes viven atrincherados bajo alta protección militar en medio unos 200.000 palestinos. Israel ha respondido a la violencia con medidas controvertidas, como la demolición de las casas de los presuntos asaltantes.

- Nuevos enfrentamientos -

Actualmente, todos los viernes, los movimientos palestinos llaman a un "día de la ira", durante el cual se suelen registrar enfrentamientos entre jóvenes que lanzan piedras y soldados israelíes que replican disparando con balas reales o de goma y granadas lacrimógenas.

Este viernes, se registraron choques que dejaron varios heridos, según la Cruz Roja.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu anunció esta semana un refuerzo de las medidas de seguridad en Cisjordania ocupada. "No hay límite para la acción del ejército y de las fuerzas de seguridad" aseguró Netanyahu, según su oficina.

Netanyahu anunció un endurecimiento de los controles para los vehículos palestinos y un aumento de los controles en vías secundarias, creando rutas separadas para israelíes y palestinos. También anunció durante una visita a Cisjordania que se retirarán los permisos para los familiares de los atacantes.

El ministro de Defensa israelí, Moshé Yaalon, informó por su parte de la detención de más de 800 palestinos en dos meses por las fuerzas israelíes, en declaraciones difundidas el jueves por la radio pública.

Por otra parte, posibles divergencias entre el ejército y el gobierno de Benjamin Netanyahu han dado lugar a una polémica en el Estado de Israel sobre el modo de actuar militarmente en Cisjordania.

Según propuestas del ejército expuestas a los periodistas, los militares querrían que Israel entregue armas, municiones y vehículos blindados a la Autoridad Palestina.

Dirigentes políticos, en particular allegados a Netanyahu, rechazaron categóricamente estas propuestas.

La comunidad internacional ha intentado impulsar medidas para que palestinos e israelíes controlen el estallido de la violencia. Estos intentos, incluyendo la visita del secretario de Estado John Kerry el martes, han sido infructuosos.

AFP