Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente angoleño, José Eduardo dos Santos, en el palacio presidencial, en Luanda, el 3 de julio de 2015

(afp_tickers)

El presidente angoleño, José Eduardo dos Santos, confirmó este viernes que abandonará el poder tras 37 años en el cargo.

Cumpliendo con lo que había anunciado en diciembre, Dos Santos confirmó que no encabezará la lista de su partido, el MPLA, en las elecciones de agosto y designó como sucesor al actual ministro de Defensa, Joao Lourenço.

"El comité central del Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA) aprobó el nombre del candidato Joao Lourenço para encabezar la lista para las elecciones del mes de agosto", afirmó Dos Santos al abrir el congreso extraordinario del partido.

Dos Santos, de 74 años, apodado Zedu, confirmó su retirada en medio de rumores sobre su estado de salud.

A principios de diciembre, anunció a los dirigentes de su partido que no iba a volver a presentarse, pero hasta ahora no había confirmado sus intenciones.

José Eduardo dos Santos llegó al poder en 1979 y actualmente es el segundo mandatario africano que lleva más tiempo en el poder, detrás del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema.

"Numerosos angoleños verán por primera vez un cambio de presidente", comentó a la AFP Alex Viens, del centro de estudios británico Chatham House.

"Es un giro decisivo en la historia de la Angola moderna", agregó este experto del país de la excolonia portuguesa.

Dos Santos mencionó por primera vez en 2016 la posibilidad de abandonar el poder en 2018, un año después de una probable reelección en agosto de este año.

En diciembre, fuentes internas del MPLA adelantaron que no se presentaría a las próximas elecciones.

Sin embargo, esta información no había sido confirmada, lo que dio lugar a todo tipo de rumores y reavivó la sospecha de que Dos Santos tenía intención de encumbrar a uno de sus hijos para perpetuar su influencia.

Su sucesor al frente del MPLA, el ministro de Defensa, Joao Lourenço, considerado un 'moderado', es actualmente vicepresidente del partido.

Si el MPLA gana las elecciones legislativas de agosto, Lourenço será el nuevo presidente de Angola, como estipula la nueva Constitución angoleña vigente desde 2010.

Con la partida del exguerrillero marxista, se abre un nuevo capítulo en la historia de esta excolonia portuguesa, aunque la oposición y los observadores no esperan grandes cambios.

"La población va a darse cuenta de que nadie es eterno, pero a nivel político eso no va a cambiar gran cosa", dijo hace unas semanas el cantante de rap opositor Luaty Beirao.

El MPLA llegó al poder en 1975, cuando Angola se independizó de Portugal.

Dos Santos asumió el poder cuatro años después de la muerte del jefe histórico del partido y padre de la independencia Agostinho Neto.

Durante su largo Gobierno, Dos Santos impuso su autoridad en el conjunto del país, desde en la justicia hasta en la economía, y reprimió duramente a la oposición.

Como símbolo del control que ejerce sobre Angola, Dos Santos nombró en junio pasado a su hija Isabel, considerada la mujer más rica de África, en el cargo clave de directora de Sonangol, la compañía angoleña de hidrocarburos.

Dos Santos deja un país pacificado tras una larga guerra civil que duró de 1973 a 2002, pero sumido en una grave crisis económica debido a la caída del precio del petróleo, el principal recurso de Angola que es el primer productor africano.

AFP