Navigation

Dos yihadistas de la cruel célula "Beatles" se declaran no culpables en EEUU

Fotomontaje que muestra a El Shafee el-Sheikh y Alexanda Kotey, dos combatientes británicos del grupo Estado Islámico, difundido por las Fuerzas Democráticas Sirias en febrero de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 09 octubre 2020 - 15:46
(AFP)

Dos yihadistas de una célula del grupo Estado Islámico se declararon no culpables este viernes ante una corte de Estados Unidos del cargo de conspiración para asesinar a cuatro rehenes estadounidenses, en el primer paso hacia el juicio de estos crueles combatientes conocidos como los "Beatles".

Apodados así por sus rehenes debido a su acento inglés, Alexanda Kotey, de 36 años, y El Shafee Elsheikh, de 32, comparecieron el viernes de manera virtual en la corte federal de Alexandria, cerca de Washington.

A través de sus abogados, los dos hombres se declararon no culpables y pidieron ser juzgados por un jurado. También renunciaron a su derecho a un juicio rápido en un plazo de 90 días, un objetivo insostenible dada la complejidad del caso.

El juez T. S. Ellis argumentó que "se necesita tiempo para lograr la justicia en este caso", y fijó la próxima audiencia para el 15 de enero.

Mientras tanto, las pruebas -que contienen información confidencial- serán entregadas a la defensa de los dos acusados, que fueron transferidos de Irak a Estados Unidos el miércoles y puestos en un lugar de detención secreto en Virginia.

El jueves, un gran jurado los acusó del secuestro y asesinato de cuatro estadounidenses: los periodistas James Foley y Steven Sotloff, cuya decapitación en 2014 se escenificó en vídeos que conmocionaron al mundo, y los activistas humanitarios Kayla Mueller y Peter Kassig.

- "Métodos sádicos" -

Los dos hombres, que crecieron y se radicalizaron en Reino Unido antes de unirse al Estado Islámico (EI) en Siria en 2012, han sido despojados desde entonces de su nacionalidad británica.

Formaban parte de un cuarteto que, según varios centros de investigación estadounidenses, secuestró y decapitó a 27 rehenes, entre ellos civiles sirios.

"Sus métodos sádicos no tenían límites, incluyendo la crucifixión, el ahogamiento, las ejecuciones simuladas", relatan los investigadores Anne Speckhard y Ardian Shajkovci -quienes se reunieron con Kotey en su celda en Siria- en un artículo para el Centro Internacional para el Estudio del Extremismo Violento (ICSVE, por su sigla en inglés).

La figura más prominente del grupo, Mohammed Emwazi, apodado "Jihadi John", se distinguía por aparecer vestido todo de negro con un cuchillo de carnicero en los vídeos de propaganda del EI. Murió en un bombardeo estadounidense en Siria en noviembre de 2015.

Kotey y el-Sheikh fueron capturados en enero de 2018 por las fuerzas kurdas en Siria y luego puestos bajo control del ejército de Estados Unidos en Irak en octubre de 2019, en el momento de la ofensiva turca en el norte de Siria.

El cuarto integrante, Aine Davis, está encarcelado en Turquía.

- Sin pena de muerte -

En 2015, Estados Unidos presentó una solicitud de asistencia jurídica a las autoridades británicas para obtener pruebas en vista de un juicio en suelo estadounidense.

Londres interrumpió su cooperación en 2018, después de haber sido criticado por no garantizar que los yihadistas no fueran sometidos a la pena de muerte. La situación se desbloqueó en agosto cuando Washington se comprometió a no pedir la pena capital contra los dos hombres.

Así, la justicia británica entregó las pruebas solicitadas, allanando el camino para la acusación y el traslado.

Las familias de sus víctimas estadounidenses saludaron a través de un comunicado "el primer paso en la búsqueda de la justicia".

"Espero que puedan incriminar a otros que podrían estar todavía escondidos en otras partes de Europa o en algunos campos de refugiados", dijo la madre de James, Diane Foley, a la AFP.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.