Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un indio adicto a las drogas habla durante una entrevista con la AFP en un centro de rehabilitación del distrito de Gurdaspur, India, el 24 de enero de 2017

(afp_tickers)

A Rajendar, un adicto al opio de Punyab, en India, le gusta la democracia, sobre todo en periodo electoral, porque no necesita mendigar, robar o pedir préstamos para conseguir su dosis. Se la lleva a casa el partido a cambio de un voto.

"Como todos los que están enganchados, adoro las elecciones. Me gustaría que las hubiera todos los meses", cuenta este trabajador agrícola de 38 años con un brillo en los ojos, a unos días de los comicios municipales.

"Es el periodo más fácil para conseguir lo que necesitas. Normalmente hay que salir y encontrar un traficante, pero en periodo electoral, te lo traen gratis a casa".

Este padre de dos niños, uno más entre las decenas de miles de toxicómanos de esta región del noroeste de India, fronteriza con Pakistán, se ve afectado por la crisis agrícola que ha dejado batallones de desempleados.

En los últimos años, Punyab se ganó la reputación de plataforma por donde circula la droga.

El sábado elegirá al ejecutivo local en unas elecciones que servirán de test para el Gobierno de Narendra Modi.

En este contexto, la lucha entre los principales partidos regionales y nacionales de este país de 1.300 millones de habitantes es ardua.

En India, la entrega de electrodomésticos, alcohol o dinero en efectivo por parte de los candidatos a los votantes es casi una tradición electoral. Lo llamativo en Punyab es que se compren votos a cambio de dosis de droga.

- Opio, heroína y pastillas -

En los anteriores comicios regionales punyabíes, en 2012, la comisión electoral "descubrió que la droga era un problema de gran calado", recuerda su expresidente S.Y. Quraishi.

"En sólo un mes, nos incautamos de 55 kilos de heroína, de casi 430 kilos de resina de adormidera y de más o menos todo el abanico de sustancias psicotrópicas en circulación", recuerda.

En lo que va de 2017, se han confiscado más de 2,63 toneladas de droga de todo tipo en este estado de 27 millones de habitantes, o sea un volumen superior a las incautaciones realizadas en el de Utar Pradesh, con una población siete veces más numerosa (más de 200 millones de habitantes), y en el que también se vota este mes.

En 2015, una comisión de investigación calculó que hay 320.000 "personas dependientes de los opiáceos" en Punyab.

"Hay gente que quiere alcohol, otros piden opio, heroína o pastillas", enumera Romesh Mahajan, director del centro de desintoxicación del distrito de Gurdaspur, donde tratan a Rajendar.

Contactada por la AFP, la policía de Punyab afirma haber registrado coches para asegurarse de que no estuvieran cargados de bienes destinados a comprar votos, sustancias ilícitas u de otro tipo.

"Estamos muy implicados en la lucha contra esta amenaza" y "nuestros policías trabajan sin descanso", declaró M.F. Farooqui, alto mando de la policía del estado.

- Tomen, inyéctense y voten -

Este discurso público de firmeza no impide a los candidatos intentar granjearse la simpatía de electores potenciales ofreciéndoles la dosis de droga diaria.

Según Indrajeet, un heroinómano atendido en el centro que dirige Mahajan, incluso es "muy frecuente" que les ofrezcan sustancias a cambio del voto por un candidato.

"Cuando llegan a la aldea, dicen 'las drogas que quieran, las que sean, os las daremos siempre que votéis por nosotros' y luego envían a alguien", que trae estupefacientes y alcohol, afirma. Y "cuando te dan algo gratis claro, que lo tomas", resume.

El reparto de regalos se intensifica generalmente justo antes del anuncio de la fecha de la votación, momento a partir del cual la comisión electoral realiza controles aleatorios para intentar impedir estas prácticas, explica Romesh Mahajan.

"Tanto te da quién gane", recalca el toxicómano Rajendar, desde hace poco en proceso de desintoxicarse del opio. "Con tal de que te den un chute, prometes votar por ellos. Y se lo prometes a cualquiera que venga", resume. "Sabes que después de las elecciones no lo volverás a ver. Hay que aprovechar mientras dura", afirma.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP