Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un barco cruza la bahía Amatique, en la localidad guatemalteca de Puerto Barrios, el 3 de agosto de 2016, antes de la llegada del huracán Earl

(afp_tickers)

El huracán Earl perdió potencia tras tocar las costas de Belice este jueves de madrugada y se convirtió en tormenta tropical, pero continuaba provocando fuertes vientos e intensas lluvias que mantenían en alerta a este país, México, Guatemala y Honduras.

A las 12H00 GMT, Earl -que el miércoles había sido catalogado como huracán de categoría 1 (de un máximo de 5)- "se debilita hacia una tormenta tropical en momentos en que profundiza su ingreso" en Centroamérica, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

Earl se desplaza ahora 24 km/h y debería perder aún más velocidad en el correr del día, mientras sopla a 105 km/h (contra 120 km/h en la tarde del miércoles).

El NHC prevé asimismo que las zonas que la tormenta recorrerá recibirán entre 20 y 30 centímetros de precipitaciones. "Estas lluvias podrían producir repentinas crecidas y mortales aludes de lodo", advirtió el Centro, con sede en Miami.

Según las previsiones, Earl debería atravesar el norte de Guatemala y el sudeste de México este jueves y acercarse a la bahía del estado mexicano de Campeche en la noche del viernes.

Cuando todavía era hucarán, Earl tocó tierra en Belice en la madrugada de este jueves con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora y acompañado por lluvias, indicó el NHC.

"Las lluvias podrían causar inundaciones repentinas y deslizamiento de lodo sobre todo en los terrenos altos. Para las zonas costera también hay riesgo de inundación especialmente en las zonas bajas", señaló en un comunicado la Organización Nacional de Manejo de Emergencias de Belice.

Debido a la amenaza del ciclón, las autoridades beliceñas suspendieron las operaciones gubernamentales no esenciales y cerraron los aeropuertos del país, así como los puertos marítimos de carga y turismo, y anunciaron la habilitación de albergues.

Earl había aumentado su fuerza en la tarde del miércoles de tormenta tropical a huracán, pero perdió potencia tras entrar en tierra firme, como es habitual en este tipo de fenómenos.

- Guatemala ofrece refugio -

Ante el riesgo de devastaciones mayores en Belice por el paso de Earl, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, ofreció a las autoridades de ese país "ayuda humanitaria" y puso a disposición albergues que se habilitarán en zonas fronterizas.

En tanto, el ministro de Relaciones Exteriores guatemalteco, Carlos Raúl Morales, se comunicó con su par Wilfred Erlington, de Belice, expresando la solidaridad de su país para "ayudar a las familias beliceñas que así lo necesiten", según un comunicado del Gobierno.

Mientras, en Guatemala, los departamentos de Petén (norte) e Izabal (noreste) se mantenían en alerta naranja por la posibilidad del incremento de las lluvias, aunque hasta ahora no se registraban incidentes provocados por Earl.

"Mantenemos un monitoreo minuto a minuto y se realizan patrullajes en zonas vulnerables. Se han detectado puntos altos para que la población pueda evacuar ante posibles inundaciones", explicó a la AFP el coronel Nelson Tun, comandante de la base naval en Puerto Barrios, en Izabal.

Bajo una lluvia intermitente, los habitantes de esta localidad en el Caribe guatemalteco esperaban que los efectos de Earl no dejen daños devastadores.

"Esta es la última lancha que sale (a comunidades vecinas) hasta nuevo aviso", señaló Rafael Hicho, de 46 años, miembro de una asociación de lancheros en el muelle municipal del pueblo costero ubicado 230 kilómetros al noreste de la capital.

A pesar de la alerta y algunas restricciones como la navegación marítima, la mayoría de habitantes en Puerto Barios realizaba sus actividades cotidianas.

- Evacuaciones en México -

Por su lado, los funcionarios del estado sureño de Quinta Roo, en el Caribe mexicano, evacuaron a unas 300 familias asentadas en cercanías del Río Hondo, frontera natural con Belice.

Estamos "en el área de afectación (por el huracán) y nuestra principal preocupación son las zonas bajas en las que por sus características, tradicionalmente registramos inundaciones", dijo a los periodistas Juan Granados Ontiveros, encargado de protección civil en Quinta Roo.

Las autoridades esperaban fuertes vientos en esta zona, por lo que habilitaron parte de los más de 750 refugios que tienen en ese estado.

En el caso de Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias decretó el miércoles alerta roja en la zona del Caribe al acercarse el ciclón a la isla de Guanaja, una de las mayores del departamento Islas de la Bahía, donde se encuentra Roatán, el principal destino turístico hondureño.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP