Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una casa destrozada en Guanacaste tras el paso del huracán Otto en Costa Rica, el 5 de diciembre de 2016

(afp_tickers)

Emiratos Árabes Unidos entregará a Costa Rica una ayuda no reembolsable de 10 millones de dólares para reparar los acueductos dañados por el huracán Otto, que golpeó la zona norte del país en noviembre pasado, se informó este lunes oficialmente.

La donación fue parte de los acuerdos de cooperación e intensificación de relaciones adoptados por ambos países en el marco de la visita que el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, realizó la semana anterior al país asiático.

El aporte a la solución del problema de abastecimiento de agua potable, el impacto más severo del huracán, "es el logro más concreto del viaje", que también dejó resultados muy importante en materia de comercio e inversiones, expresó el mandatario en conferencia de prensa.

Los recursos permitirán reparar o reemplazar, según el caso, los acueductos de varias comunidades de la zona norte costarricense con una población total de 41.000 habitantes, según cifras oficiales.

Solís aseguró que la visita también tuvo resultados muy importantes en materia de comercio e inversiones, entre ellos la apertura de una oficina comercial costarricense en el emirato de Dubái, que atenderá además la relación con otros países del Golfo.

Para facilitar la intensificación de negocios entre ambos países, la visita de Solís fue la ocasión para decretar la eliminación recíproca de visas.

El ministro de Comercio Exterior, Alexander Mora, anunció que tres misiones de empresarios emiratíes, de distintos sectores llegarán a Costa Rica en los próximos meses para explorar las posibilidades de incrementar el comercio bilateral.

Además, grupos económicos de Emiratos Árabes Unidos analizarán la posibilidad de invertir en varios proyectos de infraestructura pública.

Las exportaciones de Costa Rica a ese país alcanzaron los 2,1 millones de dólares el año pasado, pero el gobierno ve en Emiratos un mercado de "muchas oportunidades" y apuesta a un importante incremento del intercambio y las inversiones, aseguró el presidente Solís.

AFP