Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Activistas de Greenpeace protestan contra la firma sueca Vattenfall en el centro de Estocolmo, el 27 de abril de 2016

(afp_tickers)

Unos 2.000 militantes ecologistas alemanes iniciaron el bloqueo de una mina de carbón en el este del país, propiedad del grupo Vattenfall, como parte de una campaña internacional para denunciar las energías fósiles.

Vestidos con overoles blancos y con máscaras para respirar, los militantes invadieron la mina a cielo abierto de Proschim, cerca de la frontera polaca, en la región de Lusacia.

La acción proseguirá durante el fin de semana de Pentecostés, según los organizadores.

Los ecologistas desplegaron en el suelo y sobre las gigantescas excavadoras pancartas que proclamaban: "Keep it in the ground!" ("¡Déjenlo en el suelo!") o "Escena de crimen climático".

"Cada tonelada de carbón que se extrae es una tonelada de más" denunciaron los organizadores. Su acción forma parte de la campaña internacional "Break Free" ("Liberémonos"), que arrancó a principios de mayo en varios países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Brasil, Australia y Nigeria para exigir la reducción drástica de las energías fósiles.

El yacimiento alemán produce anualmente 20 millones de toneladas de lignito.

Alemania, que cerrará todas sus centrales nucleares de aquí a 2021, depende aún fuertemente del carbón, que representa el 42% de su producción de electricidad.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP