Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Activistas de diversos movimientos sociales marchan contra la política económica del presidente argentino Mauricio Macri, en el centro de Buenos Aires, el 14 de junio de 2017.

(afp_tickers)

La economía argentina volvió a arrojar indicadores negativos de balanza comercial, déficit fiscal y ventas minoristas, además de déficit fiscal, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Las importaciones crecieron en mayo 24% y el resultado global arrojó un fuerte déficit de 642 millones de dólares, el quinto consecutivo. Entre enero y mayo, la balanza acumuló un saldo desfavorable de 1.863 millones de dólares.

Las ventas en los grandes centros comerciales bajaron en abril 8,7% respecto de igual mes de 2016. En los supermercados la facturación descendió 1,7% en igual período.

Las cuentas públicas arrojaron en mayo un déficit presupuestario 127% mayor que en igual período de 2016. El déficit fiscal acumulado en el año ascendió al equivalente de 0,9% del Producto Interno Bruto (PIB).

Según consultores privados, el resultado negativo del erario público no ha sido mayor debido a los millonarios ingresos por un blanqueo impositivo que se contabilizará sólo por una vez, por lo que el fisco seguirá financiándose con deuda tomada en los mercados nacional e internacional.

AFP