Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Empleados de la plantación "Mateo" de plátano en un día normal de trabajo en Chobo, Ecuador, a 400 km al suroeste de Quito, el 13 de enero de 2016.

(afp_tickers)

Ecuador, cuya economía está golpeada por la caída del petróleo, colocó el lunes 1.000 millones de dólares en bonos a 2022, en la cuarta emisión desde que volvió al mercado financiero internacional en junio de 2014, informó el Ministerio de Finanzas.

"El Ministerio de Finanzas colocó este día US$ 1.000 millones de bonos soberanos del Ecuador en el mercado de capitales internacionales. Los bonos se negociaron a un plazo con vencimiento a marzo de 2022 y con un cupón de 10.75%", señaló el organismo en un comunicado.

Y añadió que "estos recursos, de desembolso inmediato, servirán para financiar el Presupuesto General del Estado del 2016, en lo relativo al Plan Anual de Inversiones".

Sumido en una recesión económica consecuencia, entre otras cosas, de la caída de los precios del petróleo y de la apreciación del dólar, Ecuador vuelve a emitir deuda en el mercado internacional de capitales 14 meses después de la última vez.

En esa ocasión, en mayo de 2015, colocó 750 millones de dólares en bonos a 2020, con rendimiento del 8,5%, y dos meses antes había emitido 700 millones de dólares en bonos soberanos a un 10,5% de interés.

El país andino enfrenta este año las consecuencias económicas del devastador sismo de 7,8 grados que sacudió sus costas en abril, con un saldo de 660 muertos, más de 20.000 albergados y unas pérdidas económicas valoradas en unos 3,000 millones de dólares.

Para ello ha contado con varias líneas de crédito de organismos internacionales, entre ellas una por valor de 364 millones por parte del Fondo Monetario Internacional.

Ecuador regresó al mercado financiero internacional en junio de 2014 con la colocación de bonos soberanos por 2.000 millones, luego de declarar una moratoria selectiva de su deuda externa pública en 2008.

En esa ocasión, los papeles se negociaron a diez años y una tasa de 7,95%.

En 2008, el gobierno socialista del presidente Rafael Correa tildó de "ilegítimo" a un tramo del pasivo y declaró la moratoria, pese a tener recursos.

Ese "default" le permitió recomprar en 2009 lo que entonces representaba un tercio de su deuda en bonos Global con vencimiento en 2012 y 2030 (por 2.900 millones de dólares) con descuentos de 65% a 70%.

"En 2008 el gobierno declaró la moratoria en la deuda a pesar de contar con recursos para su pago. Ahora el exceso de gasto público ha puesto en duda la sostenibilidad fiscal y la capacidad del país para pagar sus deudas. Entonces tenemos condiciones peores que nuestros vecinos por el financiamiento: plazos cortos y tasas altas", explicó el lunes a la AFP el economista Alberto Acosta.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP