Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logotipo del banco alemán Deutsche Bank se observa durante la reunión anual de accionistas de la compañía en Fráncfort, el 19 de mayo de 2016

(afp_tickers)

Estados Unidos anunció el martes que el Deutsche Bank aceptó pagar 7.200 millones de dólares por los activos tóxicos negociados en la pasada década y que generaron la crisis financiera mundial de 2008 y 2009.

El anuncio del departamento de Justicia se produjo un mes después que el propio banco alemán lo revelara y en medio de una ola de decisiones de última hora de la saliente administración de Barack Obama.

"Deutsche Bank no solo solo engañó a los inversores: directamente contribuyó a una crisis financiera internacional", dijo la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch.

El banco fue acusado de haber vendido con pleno conocimiento de causa entre 2006 y 2008 créditos inmobiliarios tóxicos (subprinme) convertidos en productos financieros.

Cuatro grandes bancos estadounidenses, JPMorgan Chase, Citigroup, Morgan Stanley y Bank of America, ya habían aceptado pagar un total de 40.000 millones de dolares para cerrar la puerta a acciones legales en su contra relacionadas con la crisis de las subprime.

Otras sanciones ya habían sido aplicadas el mes pasado contra entidades también vinculadas a aquella crisis. El Credit Suisse admitió pagar una compensación de 5.300 millones de dólares y la agencia calificadora Moody's 864 millones.

AFP