Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

EEUU ataca un campamento del EI en Libia y deja 17 muertos

Localización del ataque aéreo estadounidense contra un campo del grupo yihadista Estado Islámico en Libia

(afp_tickers)

Estados Unidos realizó seis "ataques aéreos de precisión" contra un campamento del grupo yihadista Estado Islámico en Libia, dejando 17 muertos, informó el comando estadounidense en África en un comunicado.

Los ataques se realizaron el viernes en un campamento del EI unos 240 km al sureste de Sirte, en coordinación con el gobierno de Unidad Nacional libio.

"El campamento era usado por ISIS para ingresar y sacar combatientes del país, acopiar armas y equipamiento, y planear y conducir ataques", señala el comunicado, que utiliza el acrónimo alternativo del EI.

Se trataría de los primeros ataques aéreos de Estados Unidos en Libia desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en enero último.

Los últimos ataques aéreos estadounidenses conocidos tuvieron lugar a principios de enero, aún bajo el gobierno de Barack Obama, contra campamentos del EI sospechados de planificar operaciones en Europa.

El comunicado del comando estadounidense en África, que no proporciona muchos detalles, señala que 17 militantes del EI resultaron muertos y tres vehículos destruidos en los ataques del viernes.

"Estados Unidos buscará y cazará a estos terroristas, degradará sus capacidades y perturbará sus planes y operaciones a través de todos los medios apropiados, legales y proporcionados, incluyendo ataques de precisión contra sus fuerzas, campamentos de entrenamiento terrorista, así como asociaciones con fuerzas libias para negarle a los terroristas santuarios en Libia".

Por su lado, la ONU inició el miércoles un nuevo intento para lograr la estabilidad en Libia, que está sumida en el caos desde 2011 luego de la caída de Muamar Gadafi.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y el nuevo enviado de Naciones Unidas en Libia, Ghassan Salame, se reunieron al margen de la asamblea general con representantes de los países involucrados en la situación libia.

"Es mi profunda convicción que las condiciones están dadas actualmente para hacer posible una solución", dijo Guterres en la reunión.

"No creo que podamos desaprovechar esta oportunidad. Quiero pedirles un fuerte compromiso para un esfuerzo común a fin de asegurar que hacemos lo posible para ayudar a nuestros amigos libios a reunirse y encontrar un futuro de paz, democracia, libertad y prosperidad", afirmó el jefe de la ONU.

La iniciativa busca delinear un mapa de ruta que comienza con una enmienda al acuerdo de diciembre de 2015, que instaló un gobierno interino de acuerdo nacional. Pese al acuerdo, Libia continúa dividido.

En la reunión participaron el presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, cuyos predecesores lideraron la intervención occidental que ayudó a derrocar a Gadafi.

También participaron el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, quien apoya al denominado Ejército nacional libio, dirigido por Khalifa Haftar, que controla el este del país, así como Fayez al-Sarraj, líder del gobierno de unidad.

Al Sarraj dijo más tarde que en el mitin de la ONU se acordó la necesidad de un gobierno con autoridad sobre todo el territorio libio.

Guterres dijo que la ONU tiene una serie de prioridades, incluida una estructura de comando unificado y mejorar el aprovisionamiento de bienes y servicios a los libios.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes