El gobierno de Donald Trump emitió una orden que podría mantener detenidos a algunos solicitantes de asilo por meses o años mientras esperan que sus casos sean atendidos, reportó el martes The New York Times, desatando la inquietud de organizaciones sociales.

La orden del fiscal general, Bill Barr, pide a los jueces de inmigración no permitir más salir bajo fianza a los solicitantes de asilo que son detenidos tras entrar ilegalmente al país, publicó el diario.

No afecta, sin embargo, a quienes soliciten asilo en un puerto legal de entrada, según reportó el Times, que también dijo que la medida no entrará en efecto por los próximos 90 días.

La decisión fue rápidamente condenada por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), que adelantó que la enfrentará ante la justicia.

"Nuestra Constitución no permite al gobierno encerrar a solicitantes de asilo sin seguir el más básico debido proceso. Veremos a la administración en la corte. De nuevo", tuiteó la ACLU.

Durante su presidencia, Trump ha insistido en que Estados Unidos está inundado de migrantes y solicitantes de asilo.

Pero sus oponentes, principalmente del Partido Demócrata, aseguran que su insistencia en construir un muro en la frontera con México y sus denuncias casi diarias de los migrantes como peligrosos criminales incitan la discriminación racial.

El presidente declaró una emergencia para saltarse al Congreso y desbloquear fondos para su controvertido proyecto de muro fronterizo, y ha desplegado tropas en el límite con México.

La Casa Blanca también dijo recientemente que está buscando transferir a migrantes indocumentados a las llamadas "ciudades santuario" como San Francisco, Los Ángeles y Nueva York, que han limitado su cooperación con los oficiales de inmigración.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes