Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre camina entre la niebla matinal que cubre el campamento instalado en Idomeni, localidad griega en la frontera con Macedonia, el 19 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Estados Unidos calificó de "paso importante" el acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y Turquía para contener el flujo de migrantes y refugiados en Europa.

Bajo el acuerdo, alcanzado el viernes, todos los migrantes que lleguen a partir de este domingo a Grecia serán devueltos a Turquía.

"Apoyamos firmemente las medidas para acabar con las operaciones de tráfico ilegal de explotación y abuso de los migrantes vulnerables", dijo el viernes el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby. "Elogiamos el lenguaje del acuerdo que afirma que todos los refugiados merecen protección y que deja en claro que el acuerdo será instrumentado en total cumplimiento de la ley europea e internacional", agregó.

El acuerdo prevé que a partir de este domingo Ankara acepte a todos los migrantes que lleguen a Grecia, y que por cada refugiado sirio reenviado a Turquía, la UE acepte un refugiado de los 2,7 millones que se encuentran en ese país.

Para evitar que la expulsión de los solicitantes de asilo no viole el derecho internacional, el acuerdo prevé que todos los pedidos den lugar a un "examen individual" en las islas griegas, lo cual requiere condiciones logísticas difíciles de reunir.

"Estados Unidos considera al acuerdo alcanzado hoy (viernes) entre la UE y Turquía como un paso importante para responder al flujo de refugiados sin precedentes en la región", agregó Kirby.

No obstante, la ONU y organizaciones defensoras de los derechos humanos advirtieron sobre el riesgo de expulsiones colectivas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró que "construir muros, discriminar gente o expulsarlos no es una respuesta al problema".

Organizaciones humanitarias indicaron que seguirán de cerca la implementación del acuerdo para asegurarse de que aquellos que buscan asilo sean protegidos.

Kirby dijo que además de las medidas para evitar el tráfico ilegal, se necesitan acciones que incluyan "un registro y procesamiento rápido de los pedidos de asilo, un manejo humanitario de la devolución de migrantes, una rápida entrega del apoyo prometido a Grecia y Turquía, y solidaridad entre los estados miembro de la UE para cumplir con sus promesas".

"Estados Unidos está listo para aumentar su apoyo a los países afectados y para ayudar a otros países vecinos de Siria", indicó Kirby.

Agregó que Estados Unidos convocará una cumbre de presidentes sobre refugiados en 20 de septiembre en Nueva York.

Más de un millón de migrantes llegaron a Europa desde enero de 2015, provocando la peor crisis migratoria en Europa desde 1945. En lo que va del año llegaron más de 150.000 migrantes.

Unas 4.000 personas, incluyendo mujeres y niños, murieron ahogadas cruzando el mar Egeo en precarias embarcaciones de traficantes, de ellas 400 en lo que va de este año.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP