AFP internacional

El presidente de EEUU, Donald Trump, habla el 15 de junio de 2017 durante un acto en la Casa Blanca, en Washington DC

(afp_tickers)

El gobierno de Donald Trump anunció el jueves la cancelación de la política impulsada por Barack Obama para permitir que los millones de inmigrantes ilegales que son padres de niños nacidos en Estados Unidos puedan permanecer en el país.

Esta política de 2014, conocida como DAPA (Acción Diferida para Padres de Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales), buscaba ayudar a las familias de los hijos de los llamados 'dreamers' (soñadores) a permanecer juntos sin estar bajo la amenaza de ser deportados.

La DAPA no se llegó a implementar después de que 26 estados presentaran con éxito una demanda en una corte federal de Texas para bloquearla, un fallo que matuvo el Tribunal Supremo tras una apretada votación.

La DAPA hubiera alcanzado, según algunas estimaciones, a unos 4 millones de personas, aquellos con hijos nacidos en EEUU que se encontraban en el país antes de 2010.

El Departamento de Seguridad Interior anunció el abandono de la DAPA con el apoyo del Departamento de Justicia.

No obstante, se mantiene la política de 2012 de Obama conocida como DACA (Acción Diferida para Ingreso de Menores), que permite a las personas que ingresaron al país ilegalmente como niños a permanecer y estudiar, o trabajar con permisos renovables cada dos años.

AFP

 AFP internacional