Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado estadounidense John Kerry (d) junto a su par iraní Mohammad Javad Zarif, el 19 de abril de 2016 en Nueva York

(afp_tickers)

Estados Unidos comprará 32 toneladas de agua pesada a Irán para responder a necesidades de su industria y de la investigación nuclear, anunció este viernes el departamento de Estado, en momentos en que ambos países discuten la aplicación del acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

Las autoridades dijeron que la adquisición es por 8,6 millones de dólares, un acuerdo que ha recibido críticas en ambos países.

"Esta transacción aportará a la industria de Estados Unidos un producto crucial, al tiempo que permite a Irán vender su excedente de agua pesada", comentó el portavoz de la diplomacia estadounidense John Kirby.

Irán acordó frenar su programa nuclear y ponerlo bajo inspección internacional en el marco del histórico acuerdo pactado con potencias occidentales, que entró en vigor en enero después de ser suscrito el 14 de julio de 2015 en Viena.

A cambio, Teherán espera un alivio de las sanciones, aunque miles de millones de dólares del país permanecen congelados en bancos extranjeros.

El secretario de Estado, John Kerry, discutirá este viernes en Nueva York con su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif, la forma de avanzar en la implementación del acuerdo, en el marco de la cumbre de la ONU sobre el calentamiento global.

El anuncio fue criticado en Washington. "Una vez más, la administración de Obama está entregando al régimen radical de Irán más dinero", declaró Ed Royce, presidente del comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

Los legisladores republicanos también han presionado para evitar que Teherán reciba dólares y acceda al sistema financiero del país.

Mientras la línea dura en Teherán sostiene que el presidente Hassan Rohani ha sido engañado para entregar el control del programa nuclear de Irán sin recibir mucho a cambio.

Pero Kirby confirmó que la adquisición fue programada para ayudar a Irán a cumplir sus obligaciones como parte del proceso de implementación del acuerdo, conocido como "JCPOA", por su sigla en inglés.

"El cumplimiento de Irán con el JCPOA significa que este material ya ha sido retirado de Irán, garantizando que no será usado para el desarrollo de un arma nuclear", indicó el responsable.

"Nuestra adquisición de agua pesada significa que será usada para una investigación de importancia" y no para fines nucleares, añadió.

"Esperamos que el agua pesada se entregue a Estados Unidos en las próximas semanas, inicialmente será almacenada en el Laboratorio Nacional Oak Ridge, y después revendida a un precio comercial razonable a compradores locales e investigadores", dijo Kirby.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP