Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La sede de la Reserva Federal en Washington

(afp_tickers)

Las empresas de Estados Unidos redujeron abrupta e inesperadamente la creación de empleos en mayo y echaron un balde de agua fría a la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) endurezca su política monetaria.

Un informe del Departamento de Trabajo mostró el viernes que la economía de Estados Unidos creó apenas 38.000 empleos netos; casi la cuarta parte de lo que se esperaba. Esa cantidad es la más baja desde setiembre de 2010 cuando el mercado laboral se contrajo.

Junto a revisiones a la baja de los datos de los dos meses previos, que implicó 59.000 puestos menos que los reportados inicialmente, el informe estremeció la generalizada imagen de que la economía de Estados Unidos se estaba recuperando de un mal primer trimestre.

El dato bueno del informe fue que, a pesar de todo, la desocupación siguió cayendo a 4,7% en mayo contra 5% del mes previo; la tasa más baja desde noviembre de 2007.

No obstante esos datos surgen de una volátil encuesta de hogares que mostró una baja en el tamaño de la fuerza laboral lo cual es visto como una mala noticia para una economía que, se supone, está creciendo a una tasa anual de 2,5%.

- ¿Freno a la Fed? -

El reporte se divulgó a menos de dos semanas de la reunión del Comité de Política Monetaria de la Fed (FOMC) y prácticamente borró la certeza de que este mes decida aumentar las ultrabajas tasas de interés por primera vez desde diciembre.

Confiados en la ostensible fortaleza que mostraba el mercado laboral, los miembros de la Fed, incluida su presidenta Janet Yellen, dejaron en claro en las últimas semanas que las condiciones ya estaban dadas para endurecer la política monetaria en junio o julio.

Analistas dijeron que, junto a la incertidumbre que genera el referéndum del 23 de junio en el que Gran Bretaña decidirá si rompe con la Unión Europea (Brexit), el informe laboral avienta toda expectativa de que las tasas sean aumentadas en la reunión del FOMC, prevista para los días 14 y 15 de junio.

"Es extraño que haya habido un reporte de empleo tan capaz de hacer cambiar la política de la Fed, como este", dijo en Tweeter Justin Wolfers, de la Universidad de Michigan

"Incertidumbre por el Brexit + enlentecimiento doméstico = Esperar", añadió en su tuit.

"El alza (de tasas) en junio murió. La de la julio está gravemente herida", ironizó Ian Shepherdson, de Pantheon Economics.

Shepherdson dijo que la sorprendentemente baja creación de empleos, cuando analistas esperaban 155.000, refleja una confluencia de factores.

Entre ellos mencionó una prolongada huelga en el gigante de telecomunicaciones Verizon y un tardío giro hacia la cautela de las empresas luego de un primer trimestre muy malo para el mercado de acciones.

"La buena noticia es que es esto no debería durar mucho. El número de desempleados no ha cambiado", advirtió. Además, encuestas muestran que las empresas planean seguir contratando gente este año.

Un dato del informe que contribuye al desempleo es que los salarios siguen aumentando y subieron 2,5% en 12 meses. Salarios más altos restringen el mercado laboral.

Aún admitiendo las debilidades que desnudó el informe, Jason Furman, presidente del Consejo de Asesores de la Casa Blanca, señaló que en lo va del año, el promedio de empleos nuevos es de 150.000 por mes. Eso "está bien por encima del ritmo que se precisa para mantener una tasa de desempleo baja y estable", afirmó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP