Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un niño sirio ayuda a un bebé a respirar con un máscara de oxígeno, el 22 de enero de 2018 en la región de Guta Oriental

(afp_tickers)

Estados Unidos criticó duramente este lunes el fracaso de Rusia por controlar a su aliado sirio Bashar al Asad, cuyo régimen fue acusado de perpetuar un nuevo ataque químico contra un enclave rebelde cerca de Damasco.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) al menos 21 personas, entre ellas niños, sufrieron dificultades respiratorias tras un supuesto ataque químico en una ciudad de Guta Oriental, enclave rebelde situado al este de Damasco.

Washington no está en condiciones de confirmar este informe, pero funcionarios destacaron que Rusia ha obstaculizado los esfuerzos de la ONU por investigar estos presuntos ataques.

"Los civiles están siendo asesinados y es inaceptable" dijo Steve Goldstein, subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, a periodistas en Washington.

Interrogado acerca de que si Estados Unidos planteará este tema en el Consejo de Seguridad de la ONU respondió: "Veremos mañana" (martes).

"Rusia falló en desmantelar a Siria de armas químicas, y bloquea a las organizaciones (de prevención) de armas químicas. Suficiente, es suficiente", advirtió.

La semana pasada, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, urgió al Consejo de Seguridad a reactivar los esfuerzos para sancionar a los responsables del uso de armas químicas en Siria, tras el veto de Rusia que terminó con las investigaciones al respecto.

Dos veces en noviembre, Rusia hizo uso de su derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para bloquear la renovación del mandato de expertos internacionales encargados de investigar el uso de armas químicas en Siria.

Un mes antes, los investigadores del JIM, misión del Mecanismo Conjunto de Investigación creada en 2015 por la ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), concluyeron que el régimen sirio era responsable de un ataque contra la ciudad de Jan Sheijun que dejó más de 80 muertos el 4 de abril de 2017.

El régimen sirio ya había sido acusado de perpetrar ataques químicos contra zonas rebeldes en 2013, antes de firmar un acuerdo ruso-estadounidense para desmantelar el arsenal químico en Siria. Pero en 2014 y 2015 se registraron otros ataques mortíferos.

Estados Unidos llamó a Rusia a convencer a Asad de implicarse en el proceso de negociaciones con los rebeldes bajo la égida la ONU, con el objetivo de poner fin a la guerra civil que ha dejado más de 340.000 muertos desde 2011. Pero Moscú, junto con Irán, comenzaron discusiones paralelas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP