AFP internacional

Manifestantes en contra del aborto marchan hacia la Corte Suprema de Estados Unidos en Washington, el 27 de enero de 2017

(afp_tickers)

El gobierno de Estados Unidos dejará de financiar el Fondo de Población de Naciones Unidas (FPNU) debido a las prácticas "coercitivas" de planificación familiar, que incluyen el recurso forzado al aborto en China, según fuentes oficiales.

Según un comunicado del Departamento de Estado del lunes por la tarde, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instruyó en este sentido al secretario de Estado, Rex Tillerson.

El secretario podrá "tomar todas las acciones necesarias (...) para asegurar que los contribuyentes estadounidenses no financien organizaciones o programas que apoyen o participen en planes de aborto coercitivo o esterilización involuntaria", indicó la nota.

Los fondos en cuestión, que corresponden a 32,5 millones de dólares en el ejercicio fiscal de 2017, serán atribuidos a otros programas de salud mundiales.

La decisión fue "basada en el hecho de que las políticas de planificación familiar de China aún incluyen el uso del aborto coercitivo y la esterilización involuntaria, y FPNU se asocia en actividades de planificación familiar con la agencia del gobierno chino responsable de estas políticas coercitivas".

La organización, que provee servicios de salud reproductiva y control natal en más de 150 países y territorios, emitió un comunicado en el que "lamentó" la decisión de Washington "de negar cualquier futuro financiamiento al trabajo para salvar vidas en el mundo".

FPNU también refutó la "errónea" afirmación de Estados Unidos, de que el organismo juega un rol en los abortos forzados y esterilizaciones en China.

En 2015, el FPNU recibió 979 millones de dólares en fondos, según su página web.

AFP

 AFP internacional