Navigation

EEUU denuncia un "abuso de derecho" de Teherán ante la CIJ

El presidente de Estados Unidos Donald Trump (izda.) el 18 de julio de 2018, y su homólogo iraní Hasan Rohani, el 2 de mayo de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 08 octubre 2018 - 16:25
(AFP)

Los representantes estadounidenses denunciaron este lunes "la mala fe" de Teherán en un caso de bienes iraníes congelados por Estados Unidos, alegando un "abuso de derecho" de la República Islámica que llevó esta disputa ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Irán inició un proceso contra Estados Unidos ante la CIJ en junio de 2016 para obtener el desbloqueo de cerca de 2.000 millones de dólares de sus fondos.

Los tribunales de Estados Unidos habían decidido congelar esta cantidad para indemnizar a estadounidenses víctimas de ataques terroristas.

El principal órgano judicial de la ONU con sede en La Haya comenzó este lunes a examinar este caso durante las audiencias que concluirán el viernes. Los jueces decidirán después si pueden o no pronunciarse.

Teherán expone en su denuncia a la CIJ que Washington violó un tratado bilateral alcanzado en 1955 entre ambos países, que versa sobre las relaciones económicas y derechos consulares.

Pese a este tratado, Irán y Estados Unidos no mantienen relaciones diplomáticas desde hace casi 40 años.

El hecho de que Irán aluda al tratado de 1955 "constituye un abuso de derecho", ya que las "relaciones de amistad sobre las que se asienta el tratado ya no existen", declaró este lunes el representante de Estados Unidos, Richard Visek.

Las relaciones entre los dos países no se retomaron debido al "comportamiento malicioso" y a los "actos violentos" de Irán contra Estados Unidos, denunció Richard Visek, que habló principalmente del "apoyo" de la República Islámica a "bombardeos terroristas, asesinatos y secuestros".

"Irán tiene las manos sucias. Es evidente que Irán actúa de mala fe", declaró ante los jueces.

"Les debemos a nuestros héroes caídos en combate, a sus familias y a las víctimas de las actividades terroristas de Irán defendernos con vigor frente a las peticiones infundadas del régimen iraní esta semana en La Haya", declaró en un comunicado el lunes el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

"Seguiremos luchando en todas partes contra el azote que representan las actividades terroristas de Irán y aumentando la presión sobre ese Estado criminal", añadió.

Las cantidades que había bloqueado Estados Unidos eran reclamadas por miles de víctimas y familias de víctimas de atentados promovidos o apoyados por Teherán, según la justicia estadounidense. Entre ellas figuran los allegados de 241 soldados de Estados Unidos muertos el 23 de octubre de 1983 en dos atentados suicidas contra los contingentes estadounidense y francés de la Fuerza Multinacional de Seguridad en Beirut.

- Enfrentamientos judiciales -

Estas audiencias se producen en un contexto de tensiones crecientes entre Irán y Estados Unidos, enfrentados en otro proceso ante la Corte.

El miércoles, los jueces de la CIJ ordenaron a Washington levantar las sanciones contra Teherán que involucran bienes "con fines humanitarios", un revés para el gobierno de Estados Unidos, que negó la jurisdicción de la Corte en este caso.

La CIJ se pronunciaba sobre la petición de Irán de suspender las sanciones impuestas por Donald Trump después de la retirada de Washington del acuerdo nuclear iraní. La República Islámica denunciaba graves consecuencias sobre su economía.

El tratado de 1955 estaba igualmente en el centro de este caso.

Poco después del anuncio de la CIJ, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, informó que Estados Unidos ponía fin al tratado, al que había recurrido la Corte para justificar su decisión.

Estados Unidos se retiró el mismo día del protocolo facultativo de la Convención de Viena sobre las relaciones diplomáticas, que reconoce la "jurisdicción obligatoria de la CIJ para la solución de todos los diferendos" que afecten a su "interpretación" o "aplicación". Washington sigue siendo en cambio miembro de la Convención.

"Vamos a comenzar a revisar todos los acuerdos internacionales que pueden exponer a Estados Unidos a la jurisdicción supuestamente vinculantes de la Corte Internacional de Justicia en la resolución de diferendos", dijo John Bolton, consejero de seguridad nacional del presidente Donald Trump.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo