Estados Unidos comenzó el envío de refuerzos a los campos petroleros del este sirio, indicó el sábado a la AFP un responsable del ministerio de Defensa estadounidense, en un momento en el que un convoy militar con banderas estadounidenses entraba en Siria desde el vecino Irak.

El responsable estadounidense indicó que Washington había comenzado a reforzar sus posiciones en la provincia de Deir Ezzor, donde se encuentran los principales campos petroleros sirios, en coordinación con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), dominadas por los combatientes kurdos.

Este despliegue militar pretende impedir al grupo yihadista Estado Islámico (EI), y a otros actores, acceder a los campos petroleros en esta región antes controlada por los yihadistas, afirmó sin dar más detalles.

Según un corresponsal de la AFP en el lugar, un convoy de unos 13 vehículos militares estadounidenses entró en Siria desde Irak y se dirigía el sábado a la provincia vecina de Hasaké (este).

El convoy pasó por los puntos de control del régimen sirio, atravesando la ciudad de mayoría kurda de Qamishli (noreste), añadió el corresponsal.

Unos 200 soldados estadounidenses están actualmente posicionados en Deir Ezzor.

Pero el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó la retirada de las fuerzas estadounidenses de la frontera norte de Siria, allanando el camino a una ofensiva turca, lanzada el 9 de octubre contras las fuerzas kurdas en la región.

La semana pasada, Trump declaró que un "pequeño número" de soldados estadounidenses permanecerían en cambio en Siria para proteger los campos de hidrocarburos.

Rusia acusó el sábado a Estados Unidos de comportarse como "bandoleros internacionales".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes