Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un turista mete una carta en un buzón fuera de la oficina de correos en La Habana el 11 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

La Casa Blanca abrió una puerta grande este martes para que los estadounidenses puedan viajar a Cuba, a pesar de que el turismo sigue estando prohibido, pocos días antes de una histórica visita del presidente Barack Obama a La Habana.

En un nuevo paso hacia la remoción de las numerosas restricciones que pesan sobre Cuba, el departamento del Tesoro anunció que los estadounidenses podrán ir libremente a la isla en "viajes educativos persona a persona".

Esos viajes ya no requerirán del amparo de una organización estadounidense, haciéndolos más sencillos y económicos. Además, las nuevas normas publicadas por el departamento del Tesoro son suficientemente amplias para permitir distintos tipos de actividades, siempre que incluyan el apoyo a la sociedad civil y una "significativa interacción" entre el viajero y personas en Cuba.

"Hay muchas maneras en que los estadounidenses pueden relacionarse con los cubanos en intercambios significativos cuando viajan a Cuba", dijo el asesor de seguridad de Obama, Ben Rhodes, en una teleconferencia.

Andrea Gacki, subdirectora encargada de la oficina del Tesoro sobre Control de Activos Extranjeros (OFAC, en inglés), explicó que la nueva norma es una "autorización general" de modo que "no hace falta que un viajero venga a la OFAC para un permiso y aprobación por adelantado".

Gacki indicó que el gobierno dio algunas recomendaciones generales sobre cómo cumplir con los requisitos pero agregó que "confiamos en que las personas podrán idear maneras de interactuar con los cubanos de maneras más baratas que tener que depender de una organización".

El cambio, unido a otras medidas para ampliar las oportunidades financieras y comerciales con Cuba, se produce poco antes de la visita de Obama a La Habana el 21 y 22 de marzo, cenit del acercamiento diplomático iniciado por él y su par cubano Raúl Castro en diciembre de 2014.

Otro gesto simbólico antes de la gira de Obama: el correo directo entre Estados Unidos y la isla, interrumpido hace medio siglo, se restablecerá el miércoles con un "vuelo inaugural".

Según la nueva normativa, los bancos estadounidenses podrán ampliar sus servicios para negocios con Cuba y las empresas podrán tener más "presencia física" en la isla, con oficinas, tiendas o depósitos, especialmente compañías exportadoras, servicios de correo y transporte.

Los estadounidense podrán además comprar productos cubanos, como ron y tabaco, en "terceros países", algo hasta ahora prohibido.

- Repercusiones en el béisbol -

Pero las medidas también abren un poco más el acceso de los cubanos a Estados Unidos.

Artistas y deportistas, especialmente, y otros cubanos con visas, podrán obtener un salario en Estados Unidos, lo que podría abrir el camino para que los equipos del béisbol de Grandes Ligas contraten directamente a estrellas cubanas.

Muchos cubanos en el pasado han debido abandonar su país para poder jugar en Estados Unidos.

"Esto dará beneficios importantes a los cubanos que buscan vivir y trabajar en Estados Unidos sin forzarlos a tomar la decisión de desertar a Estados Unidos", dijo Gacki.

Las nuevas medidas constituyen la quinta modificación del sistema regulatorio estadounidense relativo a Cuba, desde que los exenemigos de la Guerra Fría iniciaran un acercamiento diplomático en diciembre de 2014.

En febrero, Estados Unidos y Cuba dieron un paso en su acercamiento al autorizar 110 vuelos regulares diarios a la isla, acabando con una suspensión de medio siglo.

Los dos países restablecieron relaciones diplomáticas en julio de 2015 pero el mayor obstáculo se mantiene: el embargo económico decretado en 1962, en plena Guerra Fría, que solo puede ser levantado por el Congreso, actualmente dominado por la oposición republicana.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest dijo que al "facilitar más interacción entre cubanos y estadounidenses", los nuevos anuncios "seguirán empoderando" a los habitantes de la isla y "avanzando nuestros objetivos de apoyar los derechos humanos".

A pocos días de su viaje a Cuba, Obama defendió su política hacia la isla, muy criticada por sus adversarios del Partido Republicano y algunos aliados demócratas.

"No nos hacemos ilusiones de que el régimen de los Castro, o Cuba cambien de la noche a la mañana, dijo Obama dijo en una entrevista a la cadena CNN En Español divulgada el lunes.

"Pero las políticas que implementamos" han sido bien recibidas por el pueblo cubano y por "los cubano-estadounidenses" que "reconocen que este tipo de interacción podría traer aparejadas grandes oportunidades y transformaciones en el interior de Cuba", indicó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP