Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos tanques K1 surcoreanos en un entrenamiento con marines de Estados Unidos en el puerto de Pohang, en el sudeste de Corea del Sur, el 6 de julio de 2016

(afp_tickers)

Washington y Seúl anunciaron este viernes un acuerdo para la instalación de un escudo antimisiles estadounidense en Corea del Sur, ante la multiplicación de amenazas procedentes de Corea del Norte

Los dos países empezaron a discutir el despliegue del sistema avanzado THAAD en febrero, un mes después del cuarto ensayo nuclear norcoreano, el 6 de enero.

"En base a esas consultas, el Sur y Estados Unidos decidieron como aliados el despliegue de THAAD (...) como medida de defensa para garantizar la seguridad de Corea del Sur y de su pueblo", según un comunicado conjunto de los Ministerios de Defensa.

El comunicado no aporta precisiones sobre la fecha del despliegue del sistema antimisiles y añade que los dos países se encuentran en la etapa final para la elección del emplazamiento.

El sistema THAAD lanza misiles concebidos para interceptar y destruir misiles balísticos cuando aún se encuentran justo en el exterior de la atmósfera o bien acaban de entrar en ella, durante la última fase del vuelo.

Este proyecto irrita tanto a Rusia como a China, que reprochan a Washington que quiera hacer una demostración de fuerza en la región.

China expresó "su fuerte desaprobación y su firme oposición" al despliegue.

El sistema antimisiles THAAD "perjudicará gravemente los intereses de seguridad estratégicos de los países de la región, incluida China", indicó el Ministerio chino de Relaciones Exteriores en un comunicado publicado en su página de internet.

El comunicado conjunto intenta calmar las tensiones regionales. Una vez instalado, el sistema THAAD sólo responderá a ataques potenciales procedentes de Corea del Norte, recalca el texto.

"Cuando el sistema THAAD esté desplegado en la península coreana, concernirá únicamente a las amenazas nucleares y balísticas emanadas de Corea del Norte, y no estará dirigido contra terceros países".

China ya ha expresado en numerosas ocasiones su firme oposición al THAAD, por estimar que cubre un radio de acción que va mucho más allá de las necesidades de defensa de la península coreana y apunta a los intereses chinos.

Pekín argumenta que un sistema antimisiles podría provocar una carrera armamentista en la región.

"China insta con firmeza a Estados Unidos y Corea del Sur a suspender la operación de despliegue del sistema antimisiles", subrayó el viernes el Ministerio chino de Relaciones Exteriores, y estimó que el THAAD "no ayudará a llevar a cabo la desnuclearización de la península coreana".

Pekín, el más firme sostén diplomático de Corea del Norte, aboga por una reanudación de las discusiones sobre el programa nuclear norcoreano y subraya que las sanciones no eran un fin en sí mismas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP