Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Pasajeros en el aeropuerto internacional de O'Hare, en Chicago, esperan en línea para someterse a controles en punto de verificación de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA), el 16 de mayo de 2016

(afp_tickers)

Las autoridades de EEUU lograron reparar la avería que sufrió el sistema informático del servicio de aduanas el lunes, que dejó a miles de pasajeros esperando durante varias horas a pasar el control de pasaportes y entrar legalmente en el país.

"Todos los aeropuertos vuelven a estar operativos tras una caída temporal del sistema de la CBP (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza). No hay indicios de que el corte haya sido provocado", afirmó el organismo a través de su cuenta de Twitter.

Los aeropuertos de Miami, Fort Lauderdale, Boston Logan y Atlante Hartsfield fueron algunos de los que se vieron perjudicados.

Un funcionario del de Miami aseguró a NBC que viajeros de "más de 30 vuelos internacionales estaban afectados". Un pasajero contó al mismo canal de televisión que dos personas se desmayaron haciendo cola.

Los responsables del aeropuerto de Fort Lauderdale avisaron por las redes sociales de que la avería tenía un alcance nacional y que los viajeros podían sufrir retrasos hasta que no se restableciera el sistema.

A pesar de los esfuerzos, miles de personas cansadas y de mal humor se apelotonaron a las puertas de las ventanillas a la espera de pasar el control de aduana.

"La gente está empezando a discutir y a frustrarse", aseguró Caliz Rez en Twitter. "Que manden a alguien aquí para explicar lo que está pasando y ponga orden en las filas lo antes posibles".

AFP