Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El departamento del Tesoro dijo que Exxon hizo negocios con Igor Sechin, presidente de la compañía estatal rusa de energía Rosneft, quien estaba en la lista negra de Washington luego que Rusia fue sancionada por la anexión de Crimea.

(afp_tickers)

Estados Unidos multó el jueves en dos millones dólares a la petrolera ExxonMobil por transgredir sanciones a Rusia hace tres años cuando la presidía el ahora secretario de Estado, Rex Tillerson.

El Departamento del Tesoro dijo que Exxon hizo negocios con Igor Sechin, presidente de la compañía estatal rusa de energía Rosneft, quien estaba en la lista negra de Washington luego que Rusia fue sancionada por la anexión de Crimea.

La OFAC, oficina del Tesoro estadounidense que supervisa el cumplimiento de las sanciones, dijo que Exxon no cumplió con la obligación legal de comunicarle esas actividades y que eso era una omisión "mayúscula".

Indicó que en mayo de 2014 dos subsidiarias de Exxon firmaron ocho documentos legales con Sechin para proyectos de petróleo y gas en Rusia después de que el funcionario había sido incluido en las sanciones a fines de abril de ese año.

Tillerson dejó la presidencia de Exxon en 2016 para ocupar el cargo de secretario de Estado del presidente Donald Trump.

Exxon calificó de "injusta" la multa que le aplicó el Departamento del Tesoro.

En un comunicado, la compañía afirmó que había recibido una "clara orientación" de la Casa Blanca en cuanto a que reunirse con Sechin no era ninguna transgresión en la medida en que esa reunión no concerniera asuntos personales de Sechin, sino de Rosneft por cuanto la compañía no estaba en la lista negra.

"OFAC trata de aplicar retroactivamente una nueva interpretación de una orden ejecutiva que es inconsistente con la explícita y nada ambigua orientación" de la Casa Blanca, dijo la compañía.

Los vínculos de Tillerson con el Kremlin fueron un punto de controversia durante el proceso de confirmación de su nombramiento como secretario de Estado de Trump. Varios legisladores dijeron que esos lazos con Moscú podrían generarle conflictos al jefe de la diplomacia estadounidense.

La Casa Blanca sigue envuelta en controversias sobre las conexiones de miembros de la campaña electoral de Trump con autoridades rusas. Uno de los hijos de Trump deberá testificar la semana próxima en el Congreso sobre sus contactos con gente vinculada al Kremlin durante la campaña a las presidenciales estadounidenses del año pasado.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP