Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer reconforta a otra ante unas lápidas rotas del cementerio judío de Mount Carmel, en Filadelfia, Pensilvania (EEUU), el 26 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Las autoridades estadounidenses ofrecieron apoyo el miércoles a la comunidad judía, tras una serie de amenazas y ataques después de la elección del presidente de EEUU, Donald Trump, en noviembre.

El Departamento de Seguridad Interior (DHS) está asesorando a agrupaciones de la comunidad judía y ofreciéndoles medidas de protección, dijo el secretario de la DHS, John Kelly, en un comunicado emitido al final del día.

"El DHS tiene Asesores de Seguridad Protectora en los 50 estados (del país) que sirven de enlace con el Gobierno, la industria y líderes comunitarios, y con los que aportan experiencia en medidas de protección, notificación de amenazas y sensibilización sobre amenazas", indicó.

Los asesores ofrecerán apoyo "en términos de entrenamiento, medidas de protección, ejercicios y en compartir información", añadió.

Los expertos antiterroristas también han proporcionado a las agrupaciones judías información sobre la ayuda federal disponible, indicó Kelly.

Al menos 100 centros y escuelas de entidades judías en 33 estados han notificado amenazas de bombas o de otro tipo desde que comenzó este año.

El pasado fin de semana, unos vándalos rompieron y derribaron más de 500 lápidas en un cementerio judío en Filadelfia, Pensilvania.

El ataque tuvo lugar una semana después de que otras 100 lápidas fueran dañadas en otro cementerio judío en St Louis, Missouri. El incidente provocó una visita del vicepresidente de EEUU, Mike Pence.

Después de mantener silencio durante varios días sobre el ataque en Missouri, Trump describió la semana pasada las amenazas antisemitas como "horribles" y "dolorosas".

Sin embargo, crecen las preocupaciones por su acogida a grupos supremacistas blancos y de la llamada 'derecha alternativa' debido a Breitbart, el portal de noticias que una vez dirigió el principal estratega de Trump en la Casa Blanca, Steve Bannon.

La Casa Blanca también provocó molestia en el día internacional del recuerdo del Holocausto el mes pasado, al emitir una declaración que no mencionaba a los seis millones de judíos muertos en el genocidio nazi.

Durante su discurso al Congreso el martes, Trump criticó las recientes amenazas contra centros judíos y condenó la matanza aparentemente motivada por temas raciales de un inmigrante indio en Kansas City.

Esos ataques "nos recuerdan que aunque somos una nación dividida por la política, somos un país que se presenta unido en la condena al odio y al mal en todos sus formas", dijo Trump.

AFP