Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La experta de la ONU Zaida Catalán, asesinada en marzo de 2017 en la República Democrática del Congo, el 19 de enero de 2009 en Estocolmo

(afp_tickers)

Estados Unidos favorece una "investigación completa bajo la responsabilidad del secretario general" de la ONU, Antonio Guterres, sobre la muerte en marzo de dos expertos en la República Democrática del Congo (RDC), anunció este jueves la embajadora de Washington ante Naciones Unidas, Nikki Haley.

"La muerte de expertos de la ONU -en este caso de Michael y Zaida, que arriesgaron sus vidas para ayudar a otros- no puede terminar en un procedimiento burocrático", afirmó Haley en un comunicado.

"Seguimos necesitando una investigación completa bajo la autoridad del secretario general sobre los acontecimientos que les llevaron a la muerte y que responsabilice a sus autores", agregó.

El comunicado de la embajadora estadounidense fue publicado cuando se iniciaba en Nueva York una reunión del Consejo de Seguridad consagrada a la RDC, en presencia de familiares de las víctimas y del Ministerio de Relaciones Exteriores congoleño.

Los dos jóvenes expertos, el estadounidense Michael Sharp y la sueco-chilena Zaida Catalán, que investigaban hechos de violencia y la eventual existencia de fosas comunes en Kasai (centro de la RDC), fueron asesinados en marzo pasado. Catalán fue decapitada.

Estados Unidos "espera que la RDC coopere con las investigaciones", señala Haley en el documento, amenazando con promover nuevas sanciones de la ONU "si no se avanza en los esfuerzos de paz y estabilidad para el pueblo congoleño".

La ONU dispone de dos informes, uno de junio y otro de agosto, sobre la muerte de ambos expertos.

Un informe sometido en junio al Consejo de Seguridad había estimado que el doble crimen fue resultado de una "emboscada premeditada" y no excluía la implicación de miembros de la seguridad del Estado.

Aunque se inició un juicio contra dos acusados, el documento estimaba que otros sospechosos importantes fueron desestimados y solicitaba al Consejo abrir una investigación independiente.

En una reunión realizada el miércoles con la prensa, el jefe de la ONU, Antonio Guterres, anunció que había enviado al Consejo el resumen de un nuevo informe redactado esta vez por expertos de la ONU encargados de investigar el crimen. Es "claro en el documento que los dos expertos son víctimas inocentes (...) de un crimen intolerable", afirmó.

En junio pasado varias ONG nacionales e internacionales llamaron al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a iniciar una investigación sobre la violencia en el país, que ha causado más de 400 muertos y el desplazamiento de 1,3 millones de habitantes.

La ONU mencionó la existencia de 40 fosas comunes, sobre las cuales Sharp y Catalán estaban investigando cuando fueron asesinados.

En la RDC, el tribunal militar de Kananga, que juzga el caso, decidió -contra la opinión del Gobierno- que las partes implicadas podrán visitar el lugar del crimen. La instancia fue fijada para el lunes próximo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP