Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, comparece ante un comité del Senado, en Washington, para hablar de Oriente Medio el 27 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Estados Unidos podría desplegar más tropas en Siria para ayudar en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico, si consigue encontrar más fuerzas locales dispuestas y capaces de enfrentarse a los yihadistas, dijo el secretario de Defensa, Ashton Carter.

En una entrevista con la cadena de televisión ABC emitida el domingo, ante una pregunta de si Estados Unidos está dispuesto a enviar más tropas a Siria, Carter respondió: "Por supuesto".

Subrayó que, de este modo, Estados Unidos puede "aportar todo el valor de nuestra experiencia a las fuerzas locales que viven en la zona y una vez que derroten a Estado Islámico, ellos pueden restaurar su vida normal y los estadounidenses pueden volver a casa", dijo.

"Vamos a ayudar (a los combatientes contra el Estado Islámico) y veremos. Si su número es cada vez mayor (...) y si nos encontramos con más grupos dispuestos a luchar contra los yihadistas, que sean capaces y estén motivados, entonces haremos más para ayudarlos", prometió el máximo responsable del Pentágono. "El presidente ha manifestado su voluntad de hacer más y estoy ciertamente dispuesto a recomendarle hacer más, pero necesitamos fuerzas locales capaces de enfrentarse al grupo Estado Islámico, que es la clave para una victoria duradera", insistió.

El 30 de octubre, el presidente Barack Obama autorizó el envío de un pequeño contingente de fuerzas especiales al norte de Siria para participar en las acciones contra los yihadistas. El secretario de Defensa explicó que ese contingente "no es un problema". "Lo que hace este contingente de élite es hacer que las fuerzas locales -una mezcla de kurdos sirios y árabes deseosos de luchar contra el EI- sean capaces de hacer frente a los yihadistas, proporcionando todas las capacidades de Estados Unidos como inteligencia, apoyo aéreo", apuntó.

Actualmente, "esos grupos de combatientes son difíciles de encontrar en Irak y Siria y esa es la razón por la que va a tomar un tiempo", señaló Carter.

AFP