Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reúne con dirigentes de su mando de campaña de cara a las elecciones presidenciales del 18 de marzo, en Moscú, el 30 de enero de 2018

(afp_tickers)

Estados Unidos publicó este martes una lista de funcionarios y empresarios rusos susceptibles de ser sancionados "en un futuro próximo", recibida con ironía y furia por Moscú, que lamentó "un nuevo golpe" a las relaciones bilaterales.

Esta "lista del Kremlin", como la llamaron los medios rusos, era esperada: el Congreso estadounidense había reclamado a la administración de Donald Trump un "informe detallado" sobre estas personalidades cercanas a Putin, en el marco de una ley adoptada en agosto pasado para castigar a Rusia tras acusaciones de injerencia en las elecciones estadounidenses y por su actitud en Ucrania.

Pero el Departamento del Tesoro no acompañó con sanciones este documento que consta de 210 nombres, 114 funcionarios y 96 empresarios, incluidos el primer ministro Dimitri Medvedev, el titular de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov, altos responsables de la inteligencia rusa y dirigentes de empresas públicas, en especial del gigante de la energía Rosneft y el Sberbank.

La reacción de Moscú fue ambigua.

"Es, por supuesto, un acto inamistoso. Complica (...) las relaciones ruso-estadounidenses y perjudica al conjunto de las relaciones internacionales", lanzó Putin durante una conferencia de prensa con dirigentes de su comando de campaña para las elecciones presidenciales de marzo.

También ironizó sobre su ausencia de la lista.

"No es la primera vez que sufrimos manifestaciones de agresividad, por ello no hay que ceder a las emociones, primero debemos comprender y luego expresar nuestra posición", había dicho antes el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, durante un encuentro con la prensa.

Aunque subrayó que el listado "no es en ningún caso una sanción o una restricción", Peskov lamentó que pueda "potencialmente deteriorar la imagen y reputación de nuestras empresas, nuestros empresarios, funcionarios políticos y dirigentes".

- "Efecto disuasivo" -

La lista comprende de hecho a todos los rusos considerados súper ricos por la revista Forbes, sin precisar si se trata de personalidades cercanas a Putin o no.

Un portavoz del Tesoro reconoció que el listado abreva en varias fuentes, incluida Forbes, pero señaló que un informe "clasificado", más completo y más preciso, fue remitido también a los parlamentarios.

El Departamento de Estado, que según la ley aprobada en agosto, debía castigar a quienes comercian con las empresas de armamento rusas, renunció por ahora a hacerlo. La ley "ha tenido un efecto disuasivo" sobre las ventas de armas de Moscú, señaló la diplomacia estadounidense y calificó de "inútil" toda nueva sanción.

Legisladores estadounidenses, especialmente demócratas, deploraron la "falta de seriedad" del listado y que se haya "copiado" a Forbes.

El senador demócrata Ron Wyden criticó la "negativa" de la administración Trump a tomar "medidas inmediatas" contra los allegados al "régimen fuera de la ley" de Putin, más aún en momentos en que el jefe de la CIA, Mike Pompeo, acaba de alertar sobre la intención del Kremlin de interferir también en las elecciones parlamentarias de mitad de mandato de noviembre próximo.

- Sanciones suplementarias -

Ante estas críticas, el secretario del Tesoro Steve Mnuchin anunció "sanciones suplementarias" en "un futuro próximo", "tal vez en un mes", en base "al importante volumen de trabajo que la comunidad de inteligencia ha realizado".

La ley que originó esta "lista del Kremlin" fue adoptada por una amplia mayoría del Congreso y promulgada el 2 de agosto de 2017 por Trump, que criticó varias de sus disposiciones más importantes.

Opositores a Trump acusan al presidente de haberse beneficiado del apoyo de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016 y de ser reticente a sancionar a Rusia.

Trump fue incapaz, de todas maneras, de recomponer las relaciones con Moscú, que actualmente están, de hecho, en su nivel más bajo en muchos años.

En la jornada del lunes, autoridades de Estados Unidos denunciaron la actitud de Moscú en la crisis ucraniana y en el proceso de paz en Siria, la "represión" del gobierno de Putin a sus opositores y la implementación concreta de las sanciones internacionales contra Corea del Norte.

Putin se mantuvo sin embargo en su línea de evitar atacar directamente a Trump, a quien este martes presentó nuevamente como un rehén de sus adversarios políticos. El líder ruso manifestó igualmente que quiso evitar "agravar la situación" bilateral con una réplica.

"Estábamos listos para tomar medidas de represalia, bastante serias, que hubiesen reducido nuestras relaciones a cero. Sin embargo, por ahora nos vamos abstener de tomar estas medidas", afirmó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP