Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Donald Trump, candidato republicano a la Casaq Blanca, en un acto electoral en Mechanicsburg en Estados Unidos el 1 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Donald Trump era blanco el lunes de duras críticas, incluso desde el campo republicano, luego de tomársela con la familia de un oficial estadounidense musulmán caído en combate, un tabú absoluto en Estados Unidos y un paso en falso que podría costarle caro.

El presidente Barack Obama se lamentó de aquellos que "dicen basuras" sobre las fuerzas militares estadounidenses y no respetan a "las familias de los soldados muertos".

"Como comandante en jefe estoy muy cansado con algunas personas que dicen basuras sobre las tropas de Estados Unidos", dijo Obama en una convención de veteranos de guerra discapacitados reunida en Atlanta, en una alusión indirecta al candidato republicano.

"Es hora de que Donald Trump dé el ejemplo a nuestro país y al Partido Republicano", señaló por su parte con indignación en un comunicado el respetado senador de Arizona, John McCain.

Esta vez, Trump ha recibido críticas generalizadas por denostar públicamente a la familia de un capitán musulmán del Ejército estadounidense muerto en Irak en 2004, cuando intentaba salvar a sus hombres.

En un discurso pronunciado el jueves en el último día de la Convención Demócrata que invistió a Hillary Clinton como candidata a la presidencia, Khizr Khan, padre del soldado, que se presentó junto a su esposa, criticó las declaraciones anti-musulmanas y contra los inmigrantes de Trump.

Khan sacó una constitución de Estados Unidos de su bolsillo y acusó a Trump de desconocer la carta magna de su país.

"El señor Khan, quien no me conoce, me atacó viciosamente desde el estrado del Partido demócrata y continúa haciéndolo ahora en la TV - simpático!", afirmó el magnate inmobiliario el lunes en Twitter, después de haberlo atacado ya en los últimos días.

"Si mira a su esposa, ella estaba parada allí. No tenía nada que decir", indicó Trump en una entrevista, agregando que "tal vez no se le permitió que dijera nada". Ella le había respondido el domingo, explicando que su dolor le habría impedido hablar.

Después de la confrontación entre Trump y Khan, la venta de ediciones de bolsillo de la Constitución estadounidense se disparó y se ubicó en el segundo lugar de la lista de los libros más vendidos de Amazon.

"El hecho de que el partido lo haya nominado, no le da derecho a difamar a los mejores de nosotros", sostuvo McCain en su duro comunicado.

- "Un cobarde" -

Él mismo héroe de la guerra de Vietnam, donde estuvo prisionero, McCain agradeció a la familia Khan "por haber emigrado a Estados Unidos".

"Vuestro hijo era lo que Estados Unidos tiene de mejor y la memoria de su sacrificio hará de nosotros una nación mejor, él nunca será olvidado", añadió.

McCain también fue blanco de las burlas del candidato presidencial republicano, quien puso en duda su carácter de "héroe" porque había sido capturado en Vietnam. "Yo, quiero a la gente que no fue capturada", declaró Trump un año atrás.

Después de la nueva bravata, la nieta del senador, Caroline McCain, republicana, anunció este lunes que ella votará por Hillary Clinton el 8 de noviembre, calificando de "imperdonable" la actitud de Trump, a quien consideró "un cobarde".

Otro duro golpe para el controvertido candidato provino de las familias de 17 soldados caídos en el campo de batalla, que le criticaron las declaraciones "repugnantes y personalmente insultantes para nosotros".

"Nadie ha dado más por nuestra libertad y nuestra seguridad que nuestras familias 'Gold Star'", recordó Obama, aludiendo a los familiares de militares estadounidenses muertos en combate.

Pero Trump tiene la piel dura. Cuando atacó a McCain, la indignación era tal que muchos creían que no la superaría. Sin embargo, logró la nominación republicana contra sus 16 adversarios y en mayo McCain anunció su apoyo al multimilloniario, aunque no participó en su convención de investidura.

Esa vez, como lo hizo cuando había calificado a los mexicanos de "violadores" o puesto en duda la integridad de un juez a causa de sus orígenes mexicanos, la dirección del Partido Republicano criticó sus declaraciones, aunque no le retiró su apoyo.

El premio Nobel estadounidense de Economía y editorialista del diario The New York Times, Paul Krugman, afirmó que "los verdaderos pecadores son los dirigentes republicanos (...) que apoyan activamente a un candidato que -saben- representa un peligro para la nación".

Hillary Clinton llamó a los republicanos el domingo a optar por los intereses "del país en lugar de los del partido".

Clinton surgió fortalecida de la convención partidaria, algo que se reflejó en sondeos publicados este lunes.

Una encuesta de la cadena CBS da ahora a Clinton siete puntos de ventaja sobre Trump, quien a pesar de sus frecuentes improperios se mantenía hasta el momento codo a codo con ella.

Mientras, un sondeo de CNN-ORC reveló también el lunes que la exsecretaria de Estado logra 52% de la intención de voto contra 43% para Tump.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP