Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense Donald Trump y el presidente panameño Juan Carlos Varela en el despacho oval en la Casa Blanca, el 19 de junio de 2017

(afp_tickers)

Los presidentes de Estados Unidos y Panamá, Donald Trump y Juan Carlos Varela, acordaron este lunes ampliar la cooperación contra el narcotráfico y la inmigración irregular, al fin de una reunión en Washington.

Varela se convirtió en el cuarto mandatario latinoamericano en ser recibido por Trump en la Casa Blanca. Los dos presidentes mantuvieron una reunión privada y otra acompañada por sus delegaciones.

"Hay una larga amistad entre Panamá y Estados Unidos, y enfrentamos los mismos desafíos en la región", dijo Varela en el Salón Oval.

Por ello, añadió el mandatario panameño, "la idea de esta visita es trabajar conjuntamente para enfrentar los mismos desafíos que tenemos en la región de América Central y en el continente".

Aunque los presidentes no ofrecieron declaraciones al fin de los encuentros, fuentes de sus equipos informaron que se concentraron en la cooperación contra el narcotráfico y el crimen organizado.

En ese escenario, los dos gobiernos se comprometieron a presentar delegaciones de alto nivel en un "Diálogo de Seguridad", que tendrá lugar en Panamá a fines de junio.

También discutieron eventuales acciones conjuntas para disminuir la inmigración irregular y apoyo a acciones de desarrollo en los países del denominado Triángulo Norte centroamericano (Guatemala, Honduras y El Salvador).

Durante las conversaciones, la delegación estadounidense confirmó el viaje del vicepresidente Mike Pence a Panamá en el mes de agosto. Varela también invitó a Trump a realizar una visita a Panamá.

Este mismo lunes, Varela visitó la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde se reunió con la directora gerente del organismo, Christine Lagarde.

Varela tiene previsto permanecer cuatro días en la capital estadounidense, en los que se reunirá con responsables del Departamento de Seguridad Interior y de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Panamá, punto de entrada de la droga hacia Centroamérica, decomisó en 2016 unas 72 toneladas de drogas, la mayor de su historia. Gran parte de ellas provienen de la vecina Colombia que, según la ONU, en 2015 produjo 646 toneladas de cocaína.

La visita de Varela coincide además con la detención hace unos días en Miami del expresidente panameño Ricardo Martinelli, al que la justicia local reclama en extradición por presunto espionaje a opositores durante su gobierno (2009-2014).

Las partes no informaron oficialmente si en las reuniones se habló de la situación de Martinelli o de la reciente decisión del gobierno de Panamá de romper sus relaciones diplomáticas con Taiwán para establecer lazos con China.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP